La Biología es una Ciencia

Acabo de toparme con una excelente, impresionante, web denominada The Life Wire, una especie de ayuda o complemento en línea de un manual llamado Life: The Science of Biology. El por qué de que no existan cosas así en nuestro país lo dejo para otro día (aunque ya sé que hay honrosas excepciones, pero desde luego no provenientes de las propias editoriales). Pero me voy del tema central.

Entre los muchos capítulos sobre Biología General que se pueden leer allí, me llamó la atención uno que no conviene mal recordar, y que se titula algo así como “La Biología es una Ciencia”.

De entre los puntos que se mencionan, me quedo con la posibilidad de hacer hipótesis y predicciones. Como cualquier ciencia, en Biología se hacen hipótesis, posibles explicaciones al funcionamiento de algún fenómeno relacionado con la vida. La hipótesis sólo se acepta por el resto del colectivo de biólogos si resulta que sirve para predecir la marcha de ese fenómeno que supuestamente se intenta explicar. Si esto ocurre, la hipótesis se transforma en ley; muchas veces son varias leyes las que sirven para predecir y explicar, en cuyo caso no encontramos ante una teoría. Aquí conviene aclarar que el concepto coloquial de teoría (con el que, por supuesto, se ataca muchas veces a la Teoría de la Evolución) difiere por completo del significado que tiene dentro del método científico: nada que ver algo “supuesto y no comprobado” con “un grupo de leyes que intentan explicar un fenómeno”.

En The Life Wire se comentan un par de situaciones, pero me quedo con una que habla de ranas. No sé si se trata de un experimento real o mental, pero para comentar un poco el método científico y cómo se usa en Biología me sirve.

Es un experimento de los que se dicen “elegantes” por su sencillez y claridad en la explicación de los resultados. Se trata de lo siguiente:

MÉTODO. Se colocan dos contenedores a diferentes altitudes, 1365 y 1600 metros, en cada uno de los cuales si colocan 6 bandejas. En las bandejas se colocan, de dos en dos, embriones de dos especies diferentes de ranas (en una bandeja una especie, Crinis signifera, y en la otra la segunda, Litoria verreauxii). Cada pareja de bandejas (recordamos, cada una con embriones de especies diferentes) recibirá radiación solar sin filtrar, otra pareja recibirá luz solar con UV-B filtrada y la última pareja recibirá luz filtrada, pero dejando pasar los UV-B.

Los gráficos y conclusiones se pueden leer allí mismo, para los interesados, pero me permito insertarlos aquí.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Otros artículos relacionados

  1. No es broma: en Texas se puede enseñar la ciencia de la evolución
  2. Utilidad de la Evolución
  3. Darwin, Madagascar y Ciencia predictiva
  4. ¿Nobel en Biología?
  5. Ciencia y religión en Muy Interesante

Publicaciones relacionadas que recibes por Yet Another Related Posts Plugin.

Print Friendly
Puedes dejar una respuesta, o trackback desde tu sitio web.

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD