La evolución se ve: la especiación

Mucho se ha discutido y se discute acerca de la especiación, y una de las razones es la propia definición de especie.

Es sencillo distinguir un pino de una margarita, o un calamar de un pulpo. Se trata, para cualquier observador, de especies diferentes. Los problemas surgen con las diferentes variedades morfológicas que aparecen en individuos que se suponen de la misma especie. Un caso extremo que se me ocurre ahora es el de los perros. Este fue el problema que surgió cuando se trabajaba con especies tipo.

El propio Darwin se preocupó, y mucho, de lo que era una especie en sus viajes a las Galápagos. Observaba individuos parecidos pero diferentes, y solucionó el problema con la interfecundidad. Si los individuos se “veían atraídos” unos por otros, se trataba de la misma especie. Aún así, reconoció veinte años después de publicar “El Origen”, que distinguir especies era algo a lo que sólo se debían dedicar naturalistas “de juicio sano y amplia experiencia”.

Actualmente, el concepto de especie es poblacional: las especies serian grupos de individuos, que ocuparían un mismo nicho, y que se encontrarían aisladas de alguna manera.

Existe una crucífera que nos viene al pelo para este artículo. Se llama Matthiola bolleana, y es una especie endémica y exclusiva de las islas de Lanzarote y Fuerteventura, en el Archipiélago Canario. (La fotografía está extraída de floradecanarias.com, de Manuel Luis Gil González).

Existen, por tanto, poblaciones de esta especie en ambas islas, de hecho varias poblaciones en cada isla. Se han hecho estudios de variación genética trabajando con siete isoenzimas (diferentes formas de una misma enzima). El artículo se puede descargar de aquí.

Las conclusiones del estudio fueron que existía una gran variabilidad genética entre las poblaciones de ambas islas, y dentro de las poblaciones de Fuerteventura la variabilidad es aún mayor, lo que indicaría que dichas poblaciones son más antiguas y que, posteriormente colonizaron Lanzarote (la misma razón por la que las poblaciones negras africanas presentan más variabilidad genética que el resto de las poblaciones humanas: allí surgió la humanidad).

Estamos, por tanto, ante un proceso de especiación en marcha. De hecho, ¿por qué no se tratan ya como especies diferentes?

La evolución se ve.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...