Una excepción al mendelismo

A los clásicos hay que acudir de vez en cuando. Ya se contó aquí cómo Gregor Mendel descubrió, según unas y otras versiones, todo el cuerpo de leyes que llevan su nombre. Repasando la segunda ley, esta nos decía que al cruzar dos individuos que fueran híbridos entre sí (es decir, que cada uno de ellos tuviera dos copias o alelos diferentes para en determinado carácter), la descendencia resultaria de dos tipos diferentes, si nos atenemos al carácter que manifiestan. Ahora bien, si nos fijamos en cómo aparecen combinados esos dos alelos en la primera generación, nos encontraremos con tres posibilidades diferentes. Todo esto se ve reflejado en la siguiente imagen, obtenida de Wikipedia (el cuadro representa el cruce de dos híbridos):

Sin embargo, las cosas, como suele suceder con las reglas, no siguen la norma. Unos investigadores de la Universidad de Niza, liderados por Minoo Rassoulzadegan, estudiando una cepa especial de ratones marrones, pero con pies blancos y cola a manchas blancas, se dedicaron a hacer cruces al estilo mendeliano.

Una vez dedujeron que se trataba de un carácter regido por dos copias diferentes de un gen, una normal y otra que codificaba esas características (esta sería la dominante), cruzaron individuos híbridos y, voilá, prácticamente toda la descendencia presentaba las patas blancas, incluso aquellas que tenían las dos copias normales (hay que decir que la presencia de dos copias dominantes es letal).

La posible razón de este comportamiento genético sería, a decir de los autores, el ARN transcrito a partir del gen defectuoso que, de alguna manera, lograría imponerse al transcrito por el del alelo normal. Incluso, han observado que el ARN del alelo defectuoso se llega a acumular tanto en los espermatozoides que lo portan, que llegarían a silenciar, incluso, a los dos alelos normales de siguientes generaciones, explicándose así que no se cumpla en este caso lo previsto por la segunda ley de Mendel.

Este trabajo pone de manifiesto, a mi modo de ver que:

  1. Las leyes están para ser violadas.
  2. El ARN mensajero desempeña funciones reguladoras en la expresión de caracteres.

Más información en el diario El País y en Nature (enlazo a la página de búsquedas).

PS.: Corrijo pues, a instancia de Biomaxi. El artículo ya fue publicado en Nature el 25 de mayo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

3 comentarios

  • Este es el famoso artículo del que hablaba Clastito en mi bitácora, y está publicado desde hace ya varias semanas. Lo que pasa es que en El País se enteran con un mes de retraso, lo menos.

  • Evolutionibus

    Pues esto es lo que sale en Nature al hacer una búsqueda:

    ¿En dónde hablaba Clastito de esto?

  • vaya! lo lei en genciencia hace un tiempo. Se trata de un caso de herencia citoplamatica, si como los que le gustan a clastito.

    En este caso la informacion genetica esta en forma de RNA, la herencia es RNA que actua mediante el mecanismo de iRNA

    Tambien puede verse como un mecanismo de herencia epigenetica, no lo veis asi?

    Las mitocondiras en ese caso y todos los mRNA del ovulo tambien son factors reguladores que pueden variar.

    por tanto si se diera una variacion en el tipo o concentracion de mRNA reguladores del ovulo(codificadores para proteinas reguladoraas) cambiarian los patrones de expresion genetica que han sido heredados de la madre como “configuraciones de mRNA reguladores”..

    nose digo yo…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.