Nuevas filogenias en plantas

Cuando se habla de Paleontología y de fósiles se piensa, automáticamente, en Trilobites, dinosaurios y demás bichos del imaginario popular. Pocas veces se tienen en cuenta las plantas, y la razón es bien sencilla: al carecer, por lo general, de partes duras (si exceptuamos algunos tejidos lignificados o endurecidos con alguna otra sustancia), la fosilización de plantas es bastante infrecuente, pues, una vez muertas o caídos sus restos (hojas, flores, …) se descomponen a una velocidad asombrosa, sin tiempo alguno para que la fosilización tenga lugar.

Es por esto que las filogenias que tratan sobre el origen de las plantas presentan bastantes lagunas. En general, sin embargo, se admite una progresión, tras la colonización de los medios terrestres, en el sentido de pérdida de flagelos en las células reproductoras y aparición de mecanismos de diseminación más efectivos.


Los Hepáticas, un grupo de Briófitos, al que pertenecen también los musgos y hepáticas, parecen ser el origen de todo. En un estudio publicado en PNAS, se llega a esta conclusión. Según el abstract, observando genes estructurales y genes del cloroplasto resaltan las hepáticas como las antecesoras (o pariente común) de todas las demás plantas que llegarían a colonizar los medios terrestres. También los Antocerotes estarían implicados como antecesores en las dos grandes modificaciones que sufrieron las plantas:

  1. La transición del medio acuático al terrestre que se menciona más arriba.
  2. El paso de una generación dominante de gametofito haploide a la de esporofito diploide en las plantas vasculares.

Así que, allí donde la Paleontología no puede llegar, llega la Biología Molecular.

Mas información:

* Artículo original en PNAS.

* Referencia en Palaeoblog.

* Artículo en El País.

* Sobre filogenias basadas en fósiles, en American Journal of Botany.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

8 comentarios

  • Aviso de que la imagen (que ha circulado por varios blogs) tiene un error: las hepáticas (liverworts) y los antoceros (hornworts) están intercambiados.

  • Si la paleontología no puede dar pistas sobre la filogenia, sí lo hacen la ecología y otras disciplinas. Las hepáticas, hoy día, viven en zonas empapadas, lo que muestra su poco despegue del medio acuático. Los musgos, que más de una vez se han propuesto como los antecesores de las plantas terrestres, tienen unas adaptaciones a la sequedad mucho más desarrolladas que las que poseen las hepáticas.

    Hay muy poco escrito accesible al gran público sobre evolución botánica. Casi todo lo que he encontrado (creo recordar que cuatro libros tan sólo)ha sido en librerías de viejo y resulta apasionante su lectura.

    No entiendo bien el gráfico. Las dos primeras de arriba hacia abajo son helechos y hepáticas, me parece, pero tanto los helechos como las plantas con flores son vasculares, mientras que musgos, hepáticas y antoceros no lo son.

  • Txema, como plantas vasculares se suele entender espermatófitas, aunque los helechos también lo sean en cierto modo. De todos modos, las espermatofitas vendrían después, pues los helechos aún precisan de cierto medio “acuático” para su reproducción.

    Paleofreak, gracias … las prisas en buscar una imagen que ilustre … en minutos la corrijo.

    Saludos

    PS.: Corregido

  • Los helechos también se consideran plantas vasculares. Tienen todos los “requisitos”, aunque sean primitivos.

  • Es un tema muy interesante, sin duda, aunque aún faltan cuestiones por dilucidar: en los últimos años se han multiplicado los estudios en los que aparecen los musgos, hepáticas y antocerotas en distinto grado de hermandad con las plantas vasculares.
    Lo verdaderamente llamativo de este trabajo es que, aunque no ofrece un resultado inequívoco (no determina de forma concluyente cuál de los tres grupos de briófitos es el más cercano a las plantas vasculares) sí que manifiesta que posiblemente no sean los musgos. Precisamente los musgos se situaban tradicionalmente como grupo hermano de las plantas vasculares porque morfológicamente recuerda mucho más a un cormo, mientras que las hepáticas y antocerotas son, superficialmente, más parecidos a los talos de algunas algas.

  • Quizá el parecido morfológico no sea más que eso, parecido morfológico, y en la esencia del genoma el parecido, al parecer, no es tal. Algún experto en esto te contestará mejor que yo.

  • yo necessito de ayudaaaa!!!!!!!!! :'(
    como se desidrata musgos???

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.