La tibia actitud de la ciencia

Para algunos, “la ciencia no imposibilita que se crea en Dios”. Así lo afirma Lawrence Krauss, físico, en una reunión denominada Beyond belief: science, religion, reason and survival, organizada por Science Network y que tuvo lugar en La Joya. Para algunos de los destacados presentes en la reunión, planteada como una puesta en común de ideas acerca de la influencia de la religión en la enseñanza, la ciencia debería aprender de los métodos que hacen que la religión fascine a tantos. Quizá, sería ir demasiado lejos lo que apuntaba Caroline Porco, del Space Science Institute de Boulder, al referirse a que la ciencia debería convertirse en una especie de religión:

Deberíamos dejar que el éxito de la fórmula religiosa nos guiara … Enseñemos a nuestros hijos desde muy pequeños la historia del Universo … Ya es algo mucho más glorioso y reconfortante que cualquier cosa ofrecida por las Sagradas Escrituras.

De la otra parte del panorama racional nos encontramos a Richard Dawkins (¿alguien ha leído ya su “The God Delusion”), asistente también al congreso, y mucho menos conciliador en estos términos:

Estoy hasta el gorro de que nos laven el cerebro para que todos nosotros, incluidos los laicos, profesemos respeto a la religión … Se enseña sistemáticamente a los niños la existencia de una clase superior de conocimiento que proviene de la fe … y que es igual, e incluso superior, al conocimiento que emana de las pruebas reales.

En fin, que las posiciones en contra de las posturas creacionistas no están del todo reunidas en un solo bloque monolítico. Mientras tanto, deberemos pensar en cómo actuar cuando nos llegue el momento.

Más información:

  • Noticia original en New York Times, aparecida también en el suplemento de El País dedicado a este períodico neoyorkino.
  • Beyond Belief 2006, con unos videos de las conferencias e intervenciones. Atención a la de Francisco Ayala. Hay un enlace con todas las intervenciones aquí.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

16 comentarios

  • Buenas … tengo una inquietud .. en la frase “la religión no imposibilita que se crea en Dios” … la palabra es religión o ciencia ???

    Gracias …

  • Corregido. Gracias.

  • Pocos comentarios, una ayuda.
    La lógica del darwinismo.

    La supervivencia de los más aptos explicó durante un siglo el origen de las especies, desde un primitivo unicelular procariota caído del cielo, la vida se diversificó dando lugar a almejas, sardinas, tortugas y elefantes, siendo estos supervivientes más aptos por definición. También han sobrevivido los unicelulares que dieron origen a estos bichos, todos son aptos y adaptados, aunque en el camino se han quedado algunos grupos como los trilobites de mi colección de fósiles o los dinosaurios, mientras otros primos cercanos de estos permanecen. En la Scala Naturae todos los grandes grupos desde el más simple- por decir algo- hasta el más complejo están representados con su aptitud y su adaptación, y sobreviven a día de hoy. Si alguno puede considerarse más apto y adaptado sería el originario unicelular procariota que lleva viviendo sobre la Tierra siete veces más tiempo que cualquiera de sus descendientes y que tiene unas facultades de supervivencia que ninguno de sus descendientes complejos posee, como la de encapsularse si las circunstancias le son adversas y “revivir” años o millones de años después cuando estas circunstancias cambian. Siendo los más aptos y adaptados se mire como se mire, es difícil explicar como emprendieron el camino evolutivo aumentando su aptitud para llegar a ser un elefante.
    Un poco avergonzados con estos etéreos conceptos de aptitud y adaptación, los darwinistas han recurrido a la reproducción diferencial como explicación de la evolución (las variantes que más se reproducen son los que sobreviven, y esto explica la evolución) pero han ido de Guatemala a Guatepeor, las bacterias primitivas se reproducen con una eficacia y velocidad que ya quisieran para sí cualquiera de sus descendientes, y así, reproduciéndose más llegan a ser un elefante, que es lento en su reproducción.
    La única explicación plausible que les queda para la aparición de cerebros, ojos, patas y alas es el azar, ya que los animales que carecen de estos adelantos son tan aptos y adaptados y sobreviven en cualquier ambiente como los que los tienen y se reproducen tanto como ellos. Pero un azar a lo bestia, con monos tecleando la biblioteca universal y mientras el antecesor del murciélago trueca sus patas delanteras en alas (y las modificaciones adjuntas en todo el organismo para que sean útiles) aprovechando pequeños errores en la copia de su genoma -no olvidemos esto- sigue siendo apto y adaptado con sus muñones en este largo trayecto.
    Para milagros no sirve la Virgen de Lourdes, como dice Dawkins en un video propagandístico que vi hace unos días, porque no restaura un miembro a un amputado, pero los mecanismos azarosos del darwinismo sí producen miembros en los ápodos a pares, error tras error, pero no los hace más aptos y adaptados, lo que explicaría de alguna forma el milagro. La lógica difusa del darwinismo ha convertido la biología evolutiva“teórica” en un verdadero festival del absurdo.
    Como escribió Von Berallanfy: El hecho de que una teoría tan vaga, tan insuficientemente demostrable, tan ajena a los criterios que suelen aplicarse en las ciencias empíricas, se haya convertido en un dogma no es explicable, si no es con argumentos sociológicos.
    Los darwinistas están cegados por una verdad suprema e indiscutible que les coloca unas anteojeras y les impide ver la realidad y su ridícula posición.

  • La selección natural modifica la frecuencia de los genes, como veo que sabes, pero esa modificación no es al azar sino que va encaminada a facilitar la adaptación. Lo que sí es al azar son las mutaciones, que, efectivamente, no están dirigidas. Otra cosa es lo que pasa con ellas después.
    Te invito a que leas esta entrada de El Paleofreak, aunque me huele que ya sé quién eres y que ya la conoces.
    Saludos y gracias por el “tocho”.

  • Tú también vas “encaminado” como esas modificaciones, sin embargo yo ando descarriado, lejos del camino recto. Gracias por no borrar el tocho.

  • Está bien decir que los seres unicelulares primigenios de los que derivamos todos eran los más adaptados de todos los seres. No lo discutiré, pero me pregunto cuántos de ellos fueron capaces de colonizar los continentes antes de que otros organismos pluricelulares lo hicieran posibilitando con ello un medio ambiente en el que pudieran desarrollarse.

    Distanciándome de lo que a menudo se expone en estos foros, tengo que recordar que los nichos evolutivos no existen antes de ser ocupados por una u otra especie. Son las adaptaciones de las especies a un medio entorno distinto al de sus antepasados las que posibilitan su surgimiento.

    Previo a la ocupación de los continentes por los organismos pluricelulares, estos eran un desierto biológico. Sin duda existían comunidades de bacterias en los afloramientos termales y en muchos otros lugares, pero la mayor parte de las tierras emergidas sustentaban una biomasa muy inferior a la actual.

    La conquista de este espacio y su conversión, lugar a lugar, en biotopos específicos fue protagonizada por vegetales pluricelulares, especies animales que se adaptaron a esa fuente marginal de alimentación y otras que se aprovecharon de los compuestos orgánicos de unos y otros. El resultado es la actual biosfera que retiene millones de toneladas de materia en forma de carbono orgánico. Parte de él se encuentra en la composición de los organismos vivos, parte en forma de carbonatos mineralizados, de compuestos húmicos o de partes muertas de organismos vivos.

    Este proceso ha dado lugar a la transformación de los procesos geológicos y tectónicos del planeta: las fosas de subducción actuales absorben millones de toneladas de sedimentos silíceos y carbonatados que dan origen a unas lavas de composición muy distinta a aquellas que provienen directamente del manto terrestre. La geografía del planeta da testimonio de cuántos suelos son, directa o indirectamente, fruto de la larga actividad de la vida sobre la tierra.

    Cada uno de estos procesos ha supuesto la presencia de nuevos entornos prestos a ser colonizados por aquellas poblaciones animales y vegetales en las que algunos individuos resultasen estar más adaptados que el resto de sus coespecímenes para su aprovechamiento. Ejemplo: los terrenos calcáreos son producto de la sedimentación de restos carbonatados de distintos organismos. Estos terrenos, al emerger por primera vez, debían carecer de organismos capaces de habitarlos. Hoy en día son multitud las especies vegetales que en ellos son endémicas y fuera de ellos inexistentes. Asociada a estas especies se encuentra otra multitud de invertebrados fitófagos, sobre todo insectos, en cuyo interior conviven múltiples variedades de bacterias simbióticas que hacen posible a los insectos sobrevivir y multiplicarse en esos medios, antes hostiles.

    Muy probablemente todo lo dicho valga también para todos los ambientes distintos a los originarios en los que surgió la vida. Si esta se originó en una ‘sopa primigenia’ (que por fuerza debía tener una salinidad mayor que la del agua de lluvia) las adaptaciones que dieron lugar a la colonización de las aguas dulces fueron también decisivas. Otro tanto podría decirse de todas las adaptaciones que dieron lugar a la colonización de las chimeneas calientes de las dorsales, los fondos anóxicos de mares y lagos, los sedimentos profundos, el bentos, las zonas intermareales y las simas. Poco a poco la vida y las acumulaciones de biomasa y restos orgánicos fueron conquistando cada vez más y más lugares que, si hubiésemos vivido para pensarlo, hubiésemos considerado ‘inhóspitos’. En cada uno de ellos, los intestinos animales y otras muchas partes de sus cuerpos fueron soporte a la vida y medio en el que evolucionaron infinidad de colonias bacterianas.

    Hoy por hoy desconocemos cuál fue el medio ambiente en el que los primeros seres vivos pudieron llegar a desarrollarse. Es más que probable que en la actualidad carezcamos de biotopos similares, lo que implica que la desaparición del medio original debió conllevar la de los seres que dieron origen a todas las especies vivas que hoy habitamos el planeta. En esta tesitura de desaparición de las condiciones que permiten la vida de los individuos, algunos resultaron más aptos que otros para sobrevivir en los bordes de su medio gracias a algunas especificidades que el entorno les ofrecía y que su bioquímica, su fisiología o su conducta les permitía aprovechar. Es por tanto más que probable que los primeros seres vivos del planeta, que seguramente eran los que con menor esfuerzo o gasto energético pudieron adaptarse a su medio, estén totalmente extinguidos.

    Sin embargo nosotros estamos aquí. En las emanaciones sulfurosas ardientes de los géiseres pululan multitud de bacterias, que son inmediatamente aprovechadas por los protozoos del entorno. Los oasis de las chimeneas calientes, de los desiertos, la fauna y flora de las estepas y las selvas, la fauna abisal de lagos profundos como el Baikal, la inmensa biodiversidad de los arrecifes coralinos, las poblaciones animales que se desarrollan en la base de los icebergs antárticos y todas las poblaciones bacterianas que viven como asociadas a hongos, animales y vegetales que habitan en esos entornos no hubieran podido nunca, en el comienzo de la vida, poblar estos nichos ecológicos.

    Paco: (¿¿¿Paco???) Te cuestionas el poder de la selección natural y el sentido de unas ‘adaptaciones’ que implican la reducción de las capacidades primigenias. Mira a tu alrededor y dime lo que ves.

    P.D. Tocho x tocho = tocho al cuadrado. Esta respuesta está muy influenciada por la bebida de la sobremesa.

  • Evolutionibus

    Txema, ¿me cedes los derechos para utilizar esto como post? 😉
    Yo también he pensado más de una vez que la ubicuidad del reino moneras quizá no fuera tal sin el resto de reinos que existen hoy. A veces se les atribuye, insisto, quizás, más capacidad de colonizar todo tipo de medios de la que realmente tienen. Sin embargo, es cierto que, por sí solas, habitan medios y los explotan de modo independiente, pero, como dices bien, esos medios son muchas veces producto de la actividad de otros organismos de otros reinos.

    Ciertamente, Paco, la selección natural se ve por todos lados. No excluyo otras fuerzas, pero esta lo es.

  • Evolutionibus, puedes hacer con ese texto lo que quieras, que para eso estás en tu blog, pero si copias el segundo párrafo te agradecería que corrigieras la primera línea, pues donde escribí ‘nichos evolutivos’ quería decir ‘nichos ecológicos’.

    ¿Conoces la revista Mètode de la Universidad de Valencia? Puedes acceder a ella desde Google o en http://www.revistametode.com/index.php?lang=ca El monográfico del número 28 incluye un corto e interesante artículo: “Coevolución de bacterias endosimbióticas e insectos”, por Nancy A. Moran, del Departamento de Ecología y Biología Evolutiva de la Universidad de Arizona. El artículo está en catalán pero a pie de página aparece un enlace con la traducción al castellano.

    Saludos.

  • Evolutionibus

    Gracias, Txema. Sí que conocía la revista. alguna vez la he enlazado, aunque creo que en otro blog.
    Saludos.

  • La ciencia nos enseña que una bacteria, aprovechando algunos errores ocasionales que se producen en la copia de su genoma, se puede hacer más apta y adaptada y sobreviviendo, con el tiempo llega a ser un elefante o una almeja. Si tiene pocos errores, puede ser apta y estar adaptada y sobrevivir, pero siempre será una puta bacteria. Esto es todo lo que debemos saber. Para los detalles, está Talk origins.

  • Cuando los astrónomos ptolemaicos añadían un nuevo epiciclo para encajar los datos que contradecían su teoría actuaban de una forma racional, el darwinismo también ha ido agregando innumerables epiciclos o hipótesis “ad hoc” para poder sostener la teoría, desde la Genética de Poblaciones que intentaba dar una explicación plausible de la posibilidad de persistencia de los “rasgos favorecidos”, hasta otras sobre el registro fósil que no aparecía como era de esperar, si la evolución seguía mecanismos darwinistas.
    Dejando aparte los criterios popperianos de falsabilidad y valor predictivo, el darwinismo actuaba de una forma racional y científica, pero esos eran otros tiempos, hoy todo se reduce a la ocultación o el silencio. La enorme complejidad de la vida y los datos cada vez mas evidentes de que la información genética sustantiva estaba presente desde el principio y que la evolución solo es el despliegue de este enorme software caído del cielo, ha dejado mudos a los darwinistas, tan locuaces ellos cuando se trata de repetir sus mantras: aptitud, adaptación, reproducción diferencial, y otras tantas zarandajas con las que pretendían “explicar” la evolución y hasta la aparición de la vida sobre la Tierra.
    En 1971 se creó el Journal of Molecular Evolucion, dedicado exclusivamente a las investigaciones destinadas a explicar cómo llegó a existir la vida a nivel molecular .
    Behe analiza los artículos publicados durante décadas y concluye:

    “NINGUNO de los trabajos publicados en JME durante toda su existencia ha propuesto jamás un modelo detallado por el cual un sistema bioquimico complejo podría haber sido producido de manera gradual y darwiniana, paso a paso.¿Cómo se desarrolló el centro de reacción fotosintética? ¿Cómo comenzó el transporte intramolecular? ¿Cómo se desarrollaron las vías de señalización de fosfoproteina? El solo hecho de que ninguno de estos problemas se aborde, y mucho menos se solucione, es un fuerte indicio de que el darwinismo es un marco inadecuado para comprender el origen de los sistemas vivos complejos.”
    Behe prosigue buscando en otras publicaciones periódicas y en libros de texto, pero sin resultado. Hay libros con títulos atractivos como The causes of molecular evolution o Evolution at the molecular level, pero son engañosos, ninguna respuesta, realmente están callados, callados como putas.
    Nadie les pide una explicación detallada, solo una hipótesis plausible.
    “Publicar o morir“todos los científicos saben lo que esto significa. La evolución molecular darwiniana no ha publicado a pesar de tantas expectativas y facilidades, la evolución molecular darwiniana está muerta, el darwinimo puede proseguir viviendo como un zombi científico en forma de filosofía o religión materialista, durante siglos, pero como ciencia está muerto.

    En los buenos viejos tiempos en que era aún posible la explicación darwinista, muchos disfrutaron contemplando a los predicadores crispados porque su visión del mundo se esfumaba, y ello traería graves consecuencias morales, hoy la historia se repite como farsa y estos nuevos predicadores mas crispados nos previenen de la vuelta al irracionalismo. Mentiras siempre por una buena causa. Los mas espabilados comentan entre ellos, siempre que no haya moros en la costa, que su teoría preferida tiene algunos problemillas, ja ja… no me refiero a Dennett, ese obtuso perturbado que ve competencia darwiniana hasta entre dos neuronas de su cerebro, y propone encerrar en jaulas a las personas religiosas.
    ¿Vuelve Dios? Vuelve lo desconocido, por mucha censura que impongan los inquisidores es inevitable y esto es un alivio después de esta plaga de sabihondos satisfechos y gritones.

  • Evolutionibus

    Eso, y todos conspirando contra la verdad oculta. La verdad, no me canso de decri en este blog, y no lo diré más, al menos respondiéndote a ti, que el darwinismo probablemente no sirva para todo, y en los casos de los primeros entes autorreplicantes y que intercambiaban materia y energía con el medio, pudieran existir otros mecanismos. De ahí a decir que “aptitud, adaptación, reproducción diferencial” son zarandajas hay un verdadero abismo y, lo que es peor, desconocimiento por parte del que lo arguye.
    Y eso.

  • En mi opinión la ciencia es un ámbito en el que conocemos casi exclusivamente de modo, digamos, analítico. He escrito el “casi” porque sospecho la existencia de un componente intuitivo, quizás infrecuente, en el proceso de descubrimiento científico. La potencia de este modo de conocer es incuestionable, ahí está la tecnología, por ejemplo, para aquellos incapaces de percibir lo obvio. Sin embargo, considero que existen otras formas de aproximarse a lo real, no superiores o inferiores, sino distintas, aunque igualmente fértiles. Piénsese en el arte o en el papel del mito como evocador de una cierta visión de la naturaleza, por citar dos ejemplos. Los problemas surgen cuando mezclamos injustificadamente ámbitos cuyos lenguajes son incompatibles, nuestros prejuicios eclipsan nuestras capacidades o éstas están deficientemente valoradas. Creo que la ciencia no es incompatible con una inquietud de tipo espiritual (no digo Dios, para así incluir filosofías orientales de carácter religioso), aunque pienso que no hay método religioso que fuese útil al propósito científico.

  • inquietud de tipo espiritual? la ciencia no me satisface por ende dios existe?

    La pregunta es: Como pueden hablar de espiritu y de dios con tanta firmeza? Que base epistemologica tienen para decir que esas ideas existen? Mi papa me dijo? Lo vi en la tv? Es que hay una iglesia en mi cuadra?
    Lo que cuestiono es la manera como adquieren conocimiento, la ciencia justifica sus ideas con hechos, y no es una verdad absoluta, porque sigue tratando de mejorar sus teorias poniendolas a prueba una y otra vez para mejorarla, para quitarle los errores y tener asi una aproximancion a la “verdad”. Es una lucha por conocer……..

    La idea del espiritu, de dios? Que alguien en el pasado lo alla pensado es suficiente prueba para que sean ciertas? Como paso esa idea a ser un hecho contundente y absoluto? ALguien me lo puede explicar?

  • Josez, va a ser que no tiene explicación.

  • Pingback: echa un vistazo a su URL

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.