Sin sexo también se puede

La reproducción sexual se ha mantenido por su capacidad de generar variación genética a través del proceso de formación de gametos. Esta variación se produce durante la recombinación, en la meiosis.

Este párrafo es lo que se viene manteniendo desde siempre para explicar el porqué de que el sexo haya aparecido y haya se ha quedado por aquí con tanto éxito.

En un trabajo publicado en PLoS se habla del caso de un tipo de rotíferos del grupo de los Bdelloid, cuya característica principal es llevar una existencia de millones de años (unos cincuente) sin necesidad de sexo, pues su reproducción es asexual. En el trabajo de demuestra, a decir de sus autores, que se da una diferenciación en cuanto a ciertas características, concretamente algunas relacionadas con sus aparatos alimentarios, que hacen concluir que el sexo puede no ser tan importante.

 Figure 1.SEM Pictures of Some Species of the Genus Rotaria

Este grupo de animales ha sido estudiado a este efecto más veces, pero lo que este trabajo parece tener de original es que mecanismos como el aislamiento geográfico, las mutaciones aleatorias y otros tienen una gran importancia cualitativa en la diversificación de especies, sin necesidad de la recombinación generada durante la formación de los gametos.

Más información:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...