Nuevo caso de evolución gradual

Uno de los primeros artículos de esta bitácora se dedicó a la predicción que hizo Darwin en su momento de cómo sería el polinizador de una orquidea, teniendo en cuenta el tamaño de su nectario. Se proponía como caso paradigmático de lo que supone la ciencia evolutiva como ciencia predictiva.

Las flores del género Aquilegia presentan, también, nectarios de diferentes tamaños. Justen Whittall y Scott Hodges construyeron una filogenia de varias especies de este género y llegaron a la conclusión de que los tamaños de los nectarios seguían una progresión gradual de cortos a medianos o de medianos a largos. Una progresión gradual y predecible que emparejaba cada flor con su polinizador, abejas, colobrís y polillas, por este orden.

The columbine flower has the longest nectar spurs in the genus Credit: Scott Hodges, UCSB

Las aquilegias se habrían desarrollado muy recientemente. Las lenguas de sus polinizadores tendrían ya su tamaño óptimo cuando aparecieron estas flores. Las flores habrían evolucionado relativamente rápido para adaptarse a sus “compañeros”, mientras que estos últimos apenas habrían cambiado un poco.

Como dice Whittall , “es un gran ejemplo de evolución“, y de libro, añadiría yo. Y no me resisto a añadir una frase del abstract publicado en Nature:

These findings show that evolution may proceed in predictable pathways without reversals and that change may be concentrated during speciation.

Más información:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

30 comentarios

  • ¿Han dejado de ser aquilegias?

    Otro caso mas de microevolucion.

    ¿Alguna prueba empirica de Macroevolucion?

    Texoki

  • DIFERENTES ESPECIES de aquilegias. No se habla en la reseña que he hecho de macroevolución … creo 😉

  • 1

    Nació con un feo defecto: tenía la trompa muy corta. Los demás elefantitos
    se reían de él y le señalaban con su larga trompa infantil.

    – ¿Qué mierda de elefante eres tú? ¡Pareces un tapir! –

    Él lloraba.

    Afortunadamente el medio circundante le permitió sobrevivir, pero lo hizo
    apartado de los demás, marginado, avergonzado de su propio ser. De adolescente
    creyó que jamás ligaría, pero un día feliz descubrió a su futura
    compañera, trompicorta como él, marginada y tímida.

    Se amaron.

    Tiempos más tarde, el asado de trompa se puso de moda en los restaurantes más
    caros de Singapur. Decían que era un plato afrodisíaco. Así el azar dio lugar
    a un amplio grupo de elefantes trompicortos que nadie se molestó en cazar.

    ¡Microevolución! clamaron varias voces…

    No cabía duda: nada había cambiado.

    ………………

    2

    Su cuerpo reducido le avergonzaba frente a sus compañeras de manada.

    – ¿Qué trompicorta de mierda eres tú? ¡Pareces una cerda!

    Lloró, huyó y vivió sola hasta encontrar al amor de su vida. Eran tal para
    cual.

    Cuando los más caros servicios de decoración dejaron de adornar los salones
    con patas de trompicortos, solo quedaba un grupo de descendientes feos,
    pequeños y sin interés comercial.

    ¡Microevolución! clamaron otras voces… (las de antes ya se habían
    extinguido.)

    Nada nuevo bajo el sol. La vida sigue igual.

    ……………

    7

    Nació con un feo defecto: tenía el apéndice nasal largo, ancho y palmeado.
    Los veterinarios dijeron a su madre que tal vez aquello fuera alguna mutación
    que activase viejos genes dormidos de la antigua ascendencia probóscidea…
    Sea como fuere, sufrió mucho pues nadie quería nadar en su compañía.
    ¡Cómo iban a querer, con lo que salpicaba aquella excrecencia!

    La desesperación provocó que intentara suicidarse. En lugar de quedarse en
    sitio seguro, al abrigo de los icebergs y la banquisa, se lanzó a mar abierto,
    donde podían devorarle los ratibones (feroces monstruos marinos, derivados por
    microevolución de sus antepasados ratones.) Pero cuando comenzaron a morderle
    perdió sus ganas de morir y sorprendió a sus agresores huyendo cabeza abajo y
    hacia atrás gracias a su feo y absurdo apéndice nasal palmeado. Entonces
    descubrió que no era el único bicho que escapaba. A su lado palmeaba
    velozmente su futura media naranja.

    Fueron felices y tuvieron muchos hijitos nasopalmípedos como ellos.

    Cuando sus descendientes se adaptaron a las aguas cálidas terminaron dominando
    los mares tropicales.

    ¡Microevolución! comunicaron gestualmente los seres inteligentes de la época
    (supuestamente descendientes, por microevolución, de los cefalópodos.)

    Nada había cambiado en aquel clado.

  • hurakanpakito: pero en tu argumento, aunque sea ‘de coña’, hay un error: midiendo los segundos podemos hacer una extensión y asegurar que, trascurridos xxxx segundos, habrá pasado un milenio.
    Pero no es tan sencillo al hablar de evolución… ojalá hubiera mecanismos comprobados que pudiesemos extender y, de esta forma, preveer resultados de la misma forma! Entonces no habría la problemática de la ‘macroevolución’, y el creacionismo sólo podría atacar al hecho del origen de la vida.
    Yo sigo consultando información para conocer cómo se amplía la complejidad del genoma, al fin y al cabo habría que poder simular cómo llegar de los bichejos del cámbrico (por ejenmplo) a los actuales (incluidos nosotros), y en mi opinión aún no estamos en condiciones de hacerlo.

  • Fr3dY: ya te responde Hurakanpakito, así que nada puedo añadir, pero quiero recalcar el hecho de que las variaciones fenotípicas carecen por completo de direccionalidad, por lo que la previsión es imposible. Esa es una de las cosas que quería señalar en el sarcástico comentario anterior.

    La dificultad de entender que de unas variaciones carentes de sentido se obtengan grandes adaptaciones tales como órganos complejos (que es lo que en realidad criticas generalmente en tus intervenciones) no es más que la dificultad de entender cuál es el efecto a lo largo del tiempo de la variable e incontrolada selección natural sobre las poblaciones en las que se desarrollan azarosas e incontrolables mutaciones. Tú buscas otro modelo evolutivo, pues te resulta inadmisible la complejidad sin diseño previo. Pregúntate qué tipo de extraño diseño llevó a unos tetrápodos salidos del agua a volver a ella, sin las maravillosas adaptaciones de las agallas o la vejiga natatoria. Trata de encontrar alguna direccionalidad en ese proceso.

  • No no, cuando me refería a ‘preveer’ no quería decir que podamos hacer una predicción sobre el estado de los organismos dentro de X años, sino poder acotar los posibles cambios.
    Por ejemplo, para continuar con algo que ya dije hace tiempo: ¿cómo podemos llegar a un ser humano con colmillos huecos que inyectase veneno a partir de la especie actual? ¿sabemos si esto es posible? ¿qué cambios son necesarios? ¿son estos cambios ‘candidatos’ a ser seleccionados naturalmente?
    En mi opinión, aún no estamos capacitados para poder responder este tipo de cuestiones (con el tiempo supongo que sí). Y no me basta con una respuesta del tipo “el efecto a lo largo del tiempo de la variable e incontrolada selección natural sobre las poblaciones en las que se desarrollan azarosas e incontrolables mutaciones”. Eso no me contesta a cómo la XXXXX generación del famoso gusano ‘Pikaia’ terminó siendo Pamela Anderson 🙂
    Y creo que te confundes conmigo: yo no necesito de diseño alguno, sino de un mecanismo natural, pero ese mecanismo aún no lo veo claro. ¿Es eso tan malo?

  • Preguntas por un mecanismo natural que produzca un fenómeno determinado a futuro, o que al menos permita acotar los posibles cambios. El problema es que, por definición, los mecanismos tienen un objetivo del que carecen tanto la selección natural como las mutaciones. Si te preguntas por las causas que permiten la acumulación de variaciones que mejoran la adaptación de los individuos en un sentido determinado a lo largo del tiempo la respuesta es más sencilla: la continuidad durante ese tiempo de los factores limitantes al número de individuos que pueden mantener dichas poblaciones. Es lo que Hurakanpakito afirma cuando habla de “presiones evolutivas que generalmente [no están basadas en el azar]”

    Pero cuando preguntas cómo un gusano tipo pikaia terminó dando origen a una señora muy atractiva, tu pregunta equivale a esta otra: ¿porqué el yugo romano debía condicionar la anchura del Challenger? Si conoces la respuesta, sabrás que las ruedas de los carros tirados por bueyes corresponden a la anchura del yugo, de modo que cada rueda quede por detrás de cada buey. Esto originó (gracias al poder del imperio romano) que todos los carros tuviesen una misma anchura de ejes, que era la que permitía que las ruedas fueran siempre por el surco que ellas mismas trazaron en las calzadas romanas. De este ancho derivaron, posteriormente, las vías que en el interior de las minas permitían a las mulas tirar de la carreta que arrastraba el mineral. De allí surgieron los raíles de las minas, que después pasaron a los trenes. El hecho de que el Chalenger se construyera pensando en ser transportado por ferrocarril condicionó su anchura. En toda esta explicación hay una serie de causas, pero ningún mecanismo. Era imposible prever que el yugo romano llegase a ser uno de los condicionantes de la anchura de una nave espacial dos milenios posterior.

    Pamela Anderson surgió por el éxito adaptativo de unos antepasados viejos de 200.000 años que salieron de África y se extendieron por el mundo. Estos a su vez derivan de otros que tuvieron la habilidad de apoyarse mutuamente frente a un entorno hostil, mediante el uso de instrumentos tan poderosos como el fuego. Esos a su vez derivan de otros, que por las razones que fueran adquirieron la posición erecta y la marcha bípeda. Estos, a su vez…
    (y así pasaríamos por el origen de los primates, mamíferos, reptiles, primeros tetrápodos…) En cada uno de los pasos (que el estudio de nuestra especie demuestra pausados y pequeños aun en un tiempo tan corto como unos pocos millones de años) las exigencias medioambientales han ido cambiando, manteniendose, eso sí, constantes durante la mayor parte del tiempo.

    Pamela Anderson no era previsible. Aun diría más: era inimaginable.

  • Vaya, pues no. Precisamente el tipo de ejemplo que has puesto es el que creo incorrecto para asemejarlo al proceso evolutivo. ¿Por qué? Pues porque sabemos exactamente los pasos que se han seguido (y como) desde un punto hasta otro. No hemos tenido que decir algo como ‘el yugo romano evolucionó y, tras muchos años, condicionó la anchura del challenger’. ¿Entiendes a qué me refiero?
    Por cierto, ese ejemplo le encantaría a los creacionistas, porque en cada paso ha habido un ‘agente inteligente’ involucrado 🙂
    Lo que quiero decir es que si queremos escalar el proceso de mutación y selección natural que puede actuar sobre Pikaia, en realidad lo estamos haciendo conceptualmente, suponiendo que pequeñas variaciones al final terminan dando lugar a seres genéticamente mucho más complejos que el original.
    Pero hurakanpakito ha dicho que la evolución está acotada por el medio y el equipaje genético, y que no salen órganos de la nada. A veces nos es complejo suponer que pueda haber seres humanos con colmillos huecos que inyecten veneno… ¿pero por qué nos cuesta mucho menos suponer que Pikaia, sometido a la acción del tiempo, dió lugar a los vertebrados? Esto es mucho más complejo que lo primero… ¿habeis visto dibujos de Pikaia? Si alguien te dice: mira este gusano acuático que tengo: cuando pasen muchas generacion tendremos este gusano, y además también tendremos perros, pajaros, seres humanos…
    A mí me resulta difícil creerlo. Pero ojo, yo no niego el hecho de la evolución, sino el mecanismo propuesto de ‘mutación + selección natural’ (que es como decir ‘dejalos solos, ya verás como cambian’).
    Si investigamos la célula, vemos la complejidad de los procesos internos. El ADN es fascinante (hay animaciones celulares muy buenas aquí), y todo lo relacionado con la genética es asombroso y complejo.
    ¿Por qué el incremento de la información genética va a ser algo tan simple como el mecanismo propuesto? Leo muchos artículos que, a mi entender, dan nuevas pistas sobre el asunto. Mecanismos ‘propios’ del ADN para ‘evolucionar’, efectos de virus… a este respecto pude ojear hace un par de días el artículo ‘The gene weavers’ (Virus: tejedores de genes), que comentaba cosas como:

    […]
    Some researchers now believe that viruses have been instrumental in assembling the various molecular components that define the cell types associated with life’s three domains bacteria, archaea and eukaryotes. Luis Villarreal, director of the Center for Virus Research at the University of California, Irvine, even argues that a large portion of what distinguishes humans from chimps is viral DNA:
    “I think it’s become apparent that viruses are involved everywhere,” says Villarreal. “I would argue they are the most creative genetic entities that we know.”
    […]

    Máximo Sandín también es de los que opinan que los virus tienen un papel primordial en la evolución (aunque por pensar eso algunos lo quieren quemar), y otros investigadores como Margulis también piensan que la selección natural no tiene las capacidades que se le atribuyen.
    Yo sigo buscando, porque el asunto es complicado y me encanta leer sobre investigaciones ‘alternativas’ a lo establecido.
    Pero no os enfadeis, no soy creacionista…. aunque los razonamientos de Dawkins me parezcan una m#~#@| 😀

  • “Precisamente el tipo de ejemplo que has puesto es el que creo incorrecto para asemejarlo al proceso evolutivo. ¿Por qué? Pues porque sabemos exactamente los pasos que se han seguido (y como) desde un punto hasta otro. No hemos tenido que decir algo como ‘el yugo romano evolucionó y, tras muchos años, condicionó la anchura del challenger’. ¿Entiendes a qué me refiero?”

    Pues no, no muy bien, pero desde luego no es el yugo el que evolucionó hasta convertirse en lanzadera espacial. ¿Eso quieres decir?

    “Por cierto, ese ejemplo le encantaría a los creacionistas, porque en cada paso ha habido un ‘agente inteligente’ involucrado.”

    No lo veo como tú. Lo que veo es una repetición monótona de un proceso aprendido y transmitido generación tras generación sin variaciones notables. Tal vez por medio se dio el caso de algún carpintero original que decidió aumentar o reducir la distancia entre las ruedas, pero me imagino que el carretero le maldeciría con rudeza al ver que su carro iba cojo por la calzada al no entrar una rueda por el surco. Supongo que, imitando a la selección natural, no volvería a encargarle otro trabajo. También veo la aplicación de un recurso previamente existente a otra función similar a la anterior, pero no me parece excesivamente inteligente. Del carro de dos bueyes por la calzada a la carreta de una mula por la mina (y por la calzada, cuando saliera fuera) no me parece un gran paso. Y de las vías de madera a las de metal, pues tampoco.

    “Ojo, yo no niego el hecho de la evolución, sino el mecanismo propuesto de ‘mutación + selección natural’ (que es como decir ‘dejalos solos, ya verás como cambian’).”

    Sabiendo que esos dos fenómenos existen, a mí lo que me parecería extraordinario es que los seres vivos no cambiaran con el tiempo.

    “¿Por qué el incremento de la información genética va a ser algo tan simple como el mecanismo propuesto? Leo muchos artículos que, a mi entender, dan nuevas pistas sobre el asunto. Mecanismos ‘propios’ del ADN para ‘evolucionar’, efectos de virus…”

    Algunos efectos de los virus se asemejan a las mutaciones, aunque son bastante más complejos ya que el producto final (una o varias proteínas) se incorpora “de novo” a la célula. En la medida en que estas proteínas vayan variando con las mutaciones que ese fragmento importado de ADN sufra con el tiempo, sus efectos positivos, negativos o neutrales también irán variando. Aquí tendrías otro ejemplo de selección natural; aunque no fueran agentes exteriores a los individuos los que condicionasen su mayor o menor supervivencia, sólo los que tuvieran la fortuna de poder aprovechar esas proteínas en su beneficio resultarían a la larga favorecidos. No creo que nadie niegue por completo el posible papel evolutivo de la asimilación de ADN ajeno a la especie, pero creo que Darwin ya explicó las razones del fracaso o el éxito de las variaciones heredables y que su razonamiento puede también aplicarse a este caso.

    Respecto a las reacciones químicas provocadas por factores externos que puedan activar o desactivar parte del ADN, creo que todavía no hay ningún dato que indique que el porcentaje de éxitos o fracasos sea distinto al obtenido por otras variaciones debidas al azar, tales como las mutaciones. Por eso no entiendo qué valor adaptativo se da a estas variaciones por si mismas, si no se ponen en relación con los efectos de la selección natural.

    “Yo sigo buscando, porque el asunto es complicado y me encanta leer sobre investigaciones ‘alternativas’ a lo establecido.”

    Pues a mí casi me gustaría más leer más cosas sobre investigaciones ortodoxas, porque vaya biblioteca de herejes que tengo en casa… Como no leo en inglés, compro ediciones españolas y aquí parece que el que discrepe con el concepto de selección natural enunciado por Darwin parte con ventajas a la hora de editar. Algo horrible ocurre en el medio ambiente editorial hispano con los manuscritos darwinistas. Parece que alguien se los come.

  • hurakanpakito

    Bueno Fr3dY, tampoco discrepamos tanto al fin y al cabo. Tienes todos los argumentos, solo los tienes que encajar, pero eso lo tienes que hacer tu’ mismo. Una ayuda: yo hablaba de “un motor basado en el azar”. Lo haci’a asi’ porque, efectivamente, la fuente de variacio’n gene’tica no se reduce a las mutaciones puntuales. Incluye tambie’n reorganizaciones cromoso’micas, duplicaciones y deleciones, zarpazos de los transposones, e incluso incorporacio’n de ADN fora’neo vi’a virus, vi’a simbiontes (ADN mitocondrial), en el caso de las bacterias hasta intercambio interspeci’fico y seguramente otras cosas que au’n desconocemos. Aunque no todas tienen la misma importancia, las metemos todas en un saco y escribimos encima “fuente de variacio’n gene’tica”. Tiene dos caracteri’sticas, es aleatoria y actu’a solo sobre material gene’tico preexistente (en rigor eso limita en cierto modo la aleatoriedad, pero no es relevante ahora). Es imposible saber que’ cambio se producira’ antes de sacar una bola del saco.

    Asi’ que tenemos esa fuente de variacio’n gene’tica que es aleatoria y que provoca que todos los pikaia sean ligeramente distintos gene’ticamente. Ligeramente distintos se traduce en: ligeramente distintos en su capacidad de transmitir su carga gene’tica a la pro’xima generacio’n. Adema’s hay otros factores azarosos superpuestos como que te caiga un meteorito en la cabeza. Como los cambios gene’ticos son en su origen aleatorios, aunque luego solo se impongan los ma’s favorables entre ellos, si separamos dos poblaciones de pikaia por un muro cada una ira’ cambiando por separado siguiendo caminos diferentes para mejorar su capacidad de transmitir carga gene’tica a la siguiente poblacio’n. Tras cierta acumulacio’n de cambios tenemos dos especies aunque muy parecidas entre si’. Hay otros mecanismos de especiacio’n pero e’ste (el alopa’trido) es el ma’s sencillo. Apliquemos el cuento de forma recursiva a las especies resultantes y cada vez tenemos ma’s especies (aunque la mayori’a se extinguira’n) y cada vez ma’s diferentes entre si’. Desde pikaia llegamos al gigantoraptor y a George Bush como podi’amos haber llegado a X y a Z. Siendo Z un pseudoprimate venenoso, por que’ no (con Bush no nos quedamos muy lejos).

    En otros foros hemos llegado a la conclusio’n de que una de las grandes dificultades en entender el proceso evolutivo es asimilar lo que significa el tiempo (mi broma anterior era menos inocente de lo que podi’a parecer). Desde nuestra perspectiva “muchos” millones de anyos excede lo concebible incluso si lo reducimos a generaciones. Pero si’ adema’s piensas que todas las especies que nos han precedido en nuestra historia evolutiva han tenido lapsos de generacio’n mucho ma’s breves que el nuestro, hablamos de dimensiones mucho ma’s alla’ de nuestra imaginacio’n. Asi’ que ese excepticismo tuyo, que en si’ es sano, hacia el “de’jalos solos ya vera’s como cambian” lo tienes que reconsiderar desde esas dimensiones. Y si no cambias de opinio’n, no te preocupes que a mi’ no se me enfada con facilidad 🙂

  • hurakanpakito

    Evolutionibus. Tu filtro me dice que soy spam y no me deja publicar 🙁

  • “Yo sigo buscando, porque el asunto es complicado y me encanta leer sobre investigaciones ‘alternativas’ a lo establecido.”

    Primero deberías entender eso que llamas “lo establecido”. En bastantes ocasiones has interpretado incorrectamente trabajos sobre mecanismos genéticos y evolutivos usuales, pensando que suponían misterios o desafíos. Tú búsqueda de alternativas no tiene mucho sentido hasta que no entiendas bien aquello que “no te gusta”.

  • evolutionibus, tu filtro me ha baneado (?!?). No puedo mandar nada. (hurakanpa)

  • ¿Hurakanpakito? ¿Qué pasó con los comentarios de hurakanpakito? ¡¡Han desaparecido en la nada virtual!!

    ¿Alguien se los comió, por darwinista?

    ¡Qué acoso, xD!

  • Puf, creo que ha sido un problema del filtro … perdón por las molestias hurakanpakito, tu ip le suena rara.

    Txema, no seas malo 😉

  • Evolucionaron las orquídeas pero también evolucionaron los animales que se alimentaban de ellas en una especie de ballet coevolutivo o ¿no? Suponéis que el cambio de la flor supuso una “presión” evolutiva para los nectívoros, pero también los cambios en éstos suponen una presión evolutiva para la flor. En cuanto a los grandes cambios a lo largo de la filogenia parece un proceso “más oscuro” porque no tenemos constancia de todos los pasos intermedios que se fueron sucediendo puesto que el registro fósil, en el mejor de los casos, es muy incompleto. Un saludo a todos.

  • Hola muy buenas. LLevo mucho tiempo leyendo este blog, pero nunca me había atrevido a escribir.

    Solo queria comentar, a modo de curiosidad, que el género Aquilegia, y en particular Aquilegia Formosa, está en proyecto de secuenciación actualmente. Ya existe mapa físico para dos enzimas distintas, y además una base de datos de genes y EST´s con anotación creciente. El motivo de estas investigaciones es el de poder dotar a los investigadores con herramientas para trabajar con Aquilegia, y estudiar así la “radiación adaptativa” (creo que en castellano es deriva genética, no lo sé bien) como mecanismo evolutivo, y hasta dónde abarca en cuanto a importancia.

    Por último, decir que fruto de esta adaptación no se dio solo un crecimiento mayor o menor de los espolones, sino también una orientación, tiempo de floración y color específicos, entre otros. Esto fue observado por Fulton et al en el artículo siguiente: (Fulton, M., Hodges, S.A. Floral Isolation Between Aquilegia Formosa and Aquilegia Pubescens (1999). Proceedings of the Royal Society Biology. 266: 2247), el cual os invito a leer pues resulta muy interesante. Así por ejemplo, en esas experiencias colocaron un soporte a una flor de Aquilegia Formosa (habitualmente polinizada por colibríes y con la flor mirando hacia a abajo) para que se encarara hacia arriba, y observaron un sensible incremento en las visitas de polillas (que no tienen un vuelo tan grácil y preciso como el de los colibríes para mantenerse en el aire y coger el néctar).

    Por último, daros la enhorabuena por el blog y prometeros que escribiré de vez en cuando más, aunque no me considero con mucha voz como para hacerlo: simplemente hace 2 meses hice un trabajo sobre esto para la asignatura de Biodiversidad. Un saluduo muy grande a todos y seguid asi

  • Bienvenido, Radiant. Parece muy interesante el artículo que refieres. El enlace completo es este.

  • Los fósiles son, más allá de toda duda, el mejor punto de partida para discutir para determinar si la teoría de la evolución de las especies es un hecho. Si queremos saber si las especies han cambiado a lo largo del tiempo sólo tenemos que considerar los materiales fosilizados. Los fósiles se consideran los testimonios más importantes en una corte de justicia, y representan la mejor evidencia. Estos son la única historia concreta y visible de la vida que tenemos a mano. Si los rechazamos, no tenemos otro material.
    ¿Demuestran los fósiles la evolución de las especies? ¿No hallamos enterrados en el suelo cuantiosas formas en desarrollo, tales como alas medio desarrolladas, manos, pies, sentidos u otras formas intermedias?
    No, no necesitamos encontrar esa evidencia. En cambio, hallamos que varios organismos siempre han diferido entre sí. La brecha entre fósiles es grande y real, y no se han hallado formas intermedias.
    Darwin, en su tiempo, había admitido eso, aunque puso su esperanza en la adecuación de sus hallazgos realizados hasta entonces. En El Origen de las Especies escribió sobre este tema y que la naturaleza actual está formada de especies claramente determinadas.
    Estudiemos sus comentarios y entonces echar un vistazo a recientes comentarios hechos por científicos modernos sobre el mismo tema. Ellos demuestran la brecha que aún existe, a pesar de que la cantidad y calidad de material fósil recogido es perfectamente adecuada para el estudio (hay millones de fósiles en museos):

    De acuerdo a esta teoría debe haber existido una innumerable cantidad de formas intermedias entre las especies. ¿Por qué no las podemos hallar enterradas dentro de la corteza de la tierra? ¿Por qué es que toda la naturaleza no está en estado de confusión, en lugar de estar hecha, como podemos ver, de especies claramente determinadas? Pesquisas geológicas no han expuesto las incontables débiles diferencias entre especies pasadas y modernas que esta teoría requiere. Y este es el más aparente de los muchos argumentos presentados contra eso. Sin embargo, la respuesta recae sobre la inconsistencia de los hallazgos geológicos. (1)

    http://www.jariiivanainen.net/creesenlateoriadelaevolucion1.html

  • Pingback: Juegos Friv

  • Pingback: giochi di camion di spazzatura

  • Pingback: bakery story hack android no survey download

  • Pingback: Engage iPad Bet on Application Developer To Advance The Border of Robust Games | South African Job Portal

  • Pingback: game vui

  • Pingback: Cloud Hosting Yorkshire

  • Pingback: esta web es buena para adquirirlas Tablet

  • Pingback: ¿por qué no aquí

  • Pingback: tarot de amor

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.