Macroevolución

Érase una vez una teoría científica que campaba a sus anchas, y a la que todos daban la razón, sin asomo de duda.

Así se refieren los críticos a la teoría sintética. Me refiero a las ideas actuales sobre los orígenes de los grandes cambios evolutivos, los que afectan a la aparición de niveles superiores de organismos, más allá de la especie. Lo que se conoce con el nombre de macroevolución, un proceso diferente, para los que lo proponen, al de microevolución, que suponen los pequeños cambios que se dan en las poblaciones, pero que no darían lugar a nuevos grupos.

La idea de escribir esta historia me la dieron los contertulios de un anterior artículo, Nuevo caso de evolución gradual, en el que aparecieron las habituales controversias.

La controversia que nos ocupa quizá se remonte a los años 40 del siglo XX. Ernst Mayr propuso lo que hoy se conoce como efecto fundador (la cita no es textual de Mayr):

Una situación extrema de deriva genética se da cuando se establece una nueva población a partir de pocos individuos,cuando una población pequeña se separa de otra original más grande.

Las frecuencias génicas de la pequeña población pueden ser tan diferentes (tanto más cuanto más pequeña sea la pequeña población) que se da lugar a una evolución “diferente” a la de la población original. Por ejemplo, los Amish de norteamérica tienen una frecuencias génicas de sus grupos sanguíneos totalmente diferentes de las de sus poblaciones originales.

Hacia los años 70 aparecen en escena Gould y su colega Eldredge. Se dieron cuenta de que el registro fósil no presentaba formas intermedias. En palabras del primero:

… las especies aparecían completamente formadas en el registro fósil y no experimentaban cambios sustanciales durante el largo período de su existencia posterior … A una aparición geológicamente brusca le seguía en lo sucesivo la estabilidad.

Este es el equilibrio puntuado y se oponía, al menos en principio, a la síntesis, que preconizaba una lenta acumulación de pequeños cambios que originarían especies y tipos nuevos.

Según los críticos, la síntesis estaba continuamente a la espera de mejorar el registro fósil y se sumergía en sus cálculos matemáticos, relegando, en la práctica, a los fósiles a los museos. Con toda la dureza, “mirando para otro lado”.

Así, casando una cosa con la otra, el efecto fundador proporcionaba un mecanismo que explicaba la formación brusca de especies, tal y como, según Gould y Eldredge, mostraba el registro fósil. A Gould llamaron por esto creacionista accidental.

En pocas palabras, Gould proponía que las características no adaptativas, junto con las macromutaciones, tendrían también un papel crucial en la evolución a niveles superiores al de especie. Así, distinguió claramente entre microevolución, la que afecta a la formación de nuevas especies, y macroevolución, que sería la responsable de la formación de niveles taxonómicos superiores. Esta idea, según Edward J. Larson, enfurecería a los teóricos de la síntesis. La macroevolución, para el neodarwinismo, sería microevolución acumulada. De todos modos, con el tiempo, los saltacionistas puntualizaron y se retractaron de muchas de sus afirmaciones, hasta tal punto que Mayr concluyó que el equilibrio puntuado podría incluirse dentro de la síntesis.

Lo que actualmente se debate es si esto último es posible. Para algunos no lo es. El hecho de formación de nuevas especies y tipos de modo brusco (de cualquier modo, siempre hablamos de unos miles de años) no sería compatible con el modo de trabajar de la selección natural, que operaría con pequeños cambios graduales, poco a poco, dando formas intermedias (de las que, en realidad, se conocen unas cuantas) entre dos extremos dados.

Los mecanismos propuestos por los críticos con la síntesis serían, pues, diferentes a la selección natural. Reordenamientos genómicos, transposones, ADN “basura”, ADN procariota y vírico, cambios que afecten al plan de desarrollo embrionario (relacionados con los Hox), etc. Cosas como esta o esta otra, en definitiva.

Todos estos nuevos mecanismos serían causa de variabilidad. Lo que dice la síntesis a este respecto es que, en definitiva, sobre esta variabilidad nuevamente generada seguiría actuando la selección natural, por lo que la crítica no es, en definitiva, tan brutal como para mandar al traste la mal llamada ortodoxia. Por supuesto que mutación y recombinación seguirían haciendo de las suyas.

Según Braga y Rivas en Macroevolución (la cursiva es mía):

Estos saltos morfológicos, cuya viabilidad puede ser facilitada en determinadas circunstancias que ofrezcan muchos nichos desocupados y poca presión de interacciones (medios nuevos vacíos, medios libres tras una extinción en masa), aunque no sean completamente aceptados en la biología evolutiva, parecen cada vez más razonables y necesarios para explicar el origen de los taxones superiores.

Así las cosas, no parece que los tiras y afloja vayan a cesar por ahora. A mi entender, existe un ansia demasiado fuerte por parte de los críticos en destronar (me temo que porque sí) a la que ellos llaman, peyorativamente, la ortodoxia seleccionista. Puede que la selección natural no lo explique todo, pero tampoco es inservible a efectos evolutivos, como los críticos extremos proclaman a los cuatro vientos.

Me viene a la mente, ahora mismo, la frase de Sampedro, en Deconstruyendo a Darwin (muy buen libro, sin lugar a dudas, al menos en lo que a estilo se refiere), en referencia a la reacción a las ideas de Gould (de nuevo, la cursiva es mía):

La jerarquía de la biología evolutiva, conservadora como es de rigor, se replegaba entonces a los refugios de invierno para aguantar el chaparrón, analizaba con lupa la metralla y reemergía con las uñas afiladas.

Si el término ortodoxia no es sinónimo de verdad, la heterodoxia tampoco.

Para saber más:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

39 comentarios

  • Mmmm… a mí me cuesta trabajo pensar en la acumulación de cambios seleccionables cuando se trata de pensar en esos nuevos grupos. ¿Cuáles son los límites a partir de un genoma dado? ¿Puede un perro, con el tiempo, dar lugar a un felino? ¿O eso está fuera de sus posibilidades? Y como ya dije en el anterior post… en ese caso, ¿realmente puede un gusano terminar siendo un perro? ¿O también eso está fuera de los límites de su genoma?
    Supongo que debe haber ciertos factores actualmente ignorados que estén implicados en el aumento de la complejidad del genoma, pero en todo caso no es tan sencillo como decir que ‘si los organismos cambian con el tiempo, solo es cuestión de esperar más tiempo para observar cambios mayores’. Hay que especificar qué cambios se producen y sobre todo cómo.
    Por cierto, Behe acaba de sacar su nuevo libro ‘The Edge of Evolution: The Search for the Limits of Darwinism’ en el que trata básicamente este tema.
    ¿Qué podemos obtener de un organismo sometido a mutación + selección natural? He leído varias críticas al libro y algunos comentarios en su defensa, y creo que puede ser interesante echarle un vistazo. Ya sé que Behe está ‘baneado’ por estos lares, pero su argumentación en ‘La caja negra de Darwin’ me gustó, y en este nuevo libro quizás haya material aprovechable también.
    Aquí hay una entrevista en la que habla de su nuevo libro, si quereis practicar vuestro nivel de inglés…. 🙂

  • hurakanpakito

    “a mi me cuesta trabajo pensar en” es un hecho respetable, pero no es una forma de argumentar a favor o en contra de algo. Las preguntas que planteas son ba’sicamente las mismas que has planteado – y hemos contestado – en los comentarios del post anterior. Que haya factores que hasta ahora desconozcamos es pra’cticamente seguro. ?Que esos factores sean cualitativamente diferentes y no los podamos meter en el saco de las fuentes de variacio’n gene’tica? Actualmente no hay motivo alguno para presuponerlo. Por ejemplo, lo de los retrotransposones L1 que mencionaba Evolutionibus en el link, es muy nuevo y es fascinante pero “solo” anyade un nuevo mecanismo de variacio’n adicional, no tira abajo la teori’a sinte’tica.

    ?Behe? Suscribo lo que recomendaba el Paleofreak en el post anterior. Una vez estudiada la ortodoxia (donde yo incluiri’a un desdramatizado equilibrio puntuado), y afianzados los conceptos, pues podemos coger un ensayo de Behe y analizarlo cri’ticamente. Si no tienes claros los conceptos que Behe pretende rebatir, quedas vulnerable a sus trampas argumentales. Estoy au’n en ello, pero parece que la primera referencia que ha adjuntado Evolutionibus esta’ bastante completita.

  • Me retracto con respecto a la referencia. Tiene varios fragmentos discutibles y veces incluso se contradice.

  • ¿a qué referencia te refieres y qué discutirías?

  • Hola a todos. He buscado la descarga del libro “Evolución. La base de la biología” en los enlaces proporcionados y no lo encuentro. ¿Alquien me podría ayudar concretando un poco más?

    gracias y un saludo

  • hurakanpakito

    Me refiero al capi’tulo de Braga y Rivas. Debo aclarar que au’n voy por la pa’gina 13 (ma’s o menos la mitad). Asi’ que sin poder juzgar el total, lo que de momento no me ha gustado esta’ en las pa’ginas 4-6 del pdf. Reconozco que a lo mejor exagero y adema’s no estoy seguro de si lo que se expone es en todo momento la teori’a de Eldredege y Gould o su propio ana’lisis (pero que como lector me quede esa duda ya es en si’ un fallo de estilo). Para este u’ltimo caso suele usarse el presente de indicativo, por eso despitan frases como:

    “[…] pero es difícil entender que la selección permanezca durante millones de años en un mismo sentido” ?Es la opinio’n de los autores? ?Se refieren al conjunto de presiones evolutivas o a cualquiera o a una en concreto? Porque para mi’ algunas presiones constantes si’ son fa’ciles de entender.

    “Por otra parte, los coeficientes de selección que pueden estimarse son extraordinariamente bajos como para que la selección natural sea la causa del cambio”. ?Es la opinio’n de los autores? ?Hay un coeficiente mi’nimo? ?Por que’? ?Do’nde esta’ la referencia?

    – La hipo’tesis de “pulsos de renovacio’n” se plantea como alternativa a la “microevolucio’n” cuando son perfectamente compatibles (solo se altera la fuerza y direccio’n de la presio’n evolutiva y con ello la tasa de cambio -> una “microevolucio’n” acelerada). Lo mismo pasa con la idea de la aparicio’n de pasos evolutivos clave que abran puertas a la especiacio’n. Esta’ en perfecta consonancia con los mecanismos ortodoxos de especiacio’n y tal como se plantea parece ma’s una alternativa.

    Otras frases son en apariencia contradictorias:

    – “Las especies [briozoos] prácticamente no muestran cambios a lo largo de millones de años aunque algunos caracteres concretos pueden sufrir un cierto cambio gradual. No obstante, los rasgos que experimentan variaciones graduales no son los que definen las especies nuevas surgidas de aquellas que los contienen.”

    – “En grupos de organismos más complejos, como los mamíferos, se conocen también modificaciones graduales de caracteres usados para delimitar especies.”

    La contradiccio’n no se resuelve asi’ que nos queda la duda: ?la diferencia en el mecanismo se debe a la complejidad del organismo, mami’fero vs. briozoo? ?A otra cosa? ?Por que’ no se explica? Y por cierto, los rasgos “que definen” los definimos nosotros. La frase puede ser cierta para este caso, pero falta la explicacio’n.

    Eso si’, despue’s se introducen conceptos basados en escalas de grises y no en blancos y negros (tasas de cambio segu’n Simpson en la pagina 8), que creo dejan la pseudopole’mica por el micro y el macro zanjada en que las dos aproximaciones “micro”, “macro” son extremos que difieren en la tasa de cambio y no se excluyen mutuamente. Y es una pena que el resumen:

    “A modo de resumen, se puede decir que, aunque el
    equilibrio interrumpido sea la pauta predominante, el registro fósil muestra ejemplos de varias modalidades de
    cambio morfológico evolutivo que resulta en especiación.
    Estas modalidades son: cambio rápido y posterior estabilidad morfológica (equilibrio interrumpido), sin y con ramificación (cladogénesis), y cambios graduales (anagénesis) o cambios graduales combinados con estabilidad morfológica, con y sin cladogénesis”

    se haga antes de comentar las tasas variables propestas por Simpson, que es una forma ma’s unificadora de explicarlo.

    Pero vamos, siendo honesto, la verdad es que aparte de ese problema de que no siempre se’ cuando hablan ellos y cuando les ponen voz a otros, el arti’culo me parece que esta’ muy bien documentado y enfocado en la direccio’n correcta (desde mi punto de vista, claro). Entie’ndase mis cri’ticas como constructivas, digamos que para la segunda edicio’n 🙂

  • hurakanpakito

    la pagina 8) es la pagina 8 con un cierre de pare’ntesis detra’s 😀

  • Creo que las referencias o datos que pides son igual de escasas en el sentido contrario, es decir, aquél que afirme que ‘los coeficientes de selección son suficientes como para que la selección natural sea la causa del cambio’ o que ‘sea fácil de entender que la selección permanezca durante millones de años en un mismo sentido’ tampoco podrá dar datos definitivos sobre el tema.
    Si no, no habría polémica, y no se habría puesto esta entrada en el blog.
    Al final parece que la cuestión se reduce más a los planteamientos y conceptos que ha adquirido uno mismo que a pruebas demostrables (al menos de momento), así que unos por credulidad personal, y otros por incredulidad personal…. todos pecadores 😀

  • “Hacia los años 70 aparecen en escena Gould y su colega Eldredge. Se dieron cuenta de que el registro fósil no presentaba formas intermedias.”

    ¡Cuidadín! Lo que dijeron fue que las formas intermedias entre especies (no se referían a las formas intermedias en sentido amplio) eran escasas (no que no existieran). En cuanto a las macromutaciones, no formaban parte de la teoría de Gould y Eldredge. Tampoco dijeron que las especies se formaban bruscamente, sino que aparecían bruscamente en el registro fósil (lo cual es algo muy distinto) debido a que se formaban “rápidamente” en sentido geológico y en relación al tiempo de stasis.

    “De todos modos, con el tiempo, los saltacionistas puntualizaron y se retractaron de muchas de sus afirmaciones, hasta tal punto que Mayr concluyó que el equilibrio puntuado podría incluirse dentro de la síntesis.”

    No confundamos puntuacionistas con saltacionistas, por favor. Son cosas muy, muy diferentes. Gould y Eldredge no eran saltacionistas, aunque al menos Gould admitía cierta cantidad de evolución a saltos en casos muy concretos.

    “Todos estos nuevos mecanismos serían causa de variabilidad. Lo que dice la síntesis a este respecto es que, en definitiva, sobre esta variabilidad nuevamente generada seguiría actuando la selección natural,”

    Efectivamente. Y, de hecho, en el seno de la Síntesis da lo mismo, en líneas generales, si estamos tratando con una mutación puntual que con una gran reordenación cromosómica.

  • Radiant, aquí tienes el libro en cuestión, que te lo bajas por capítulos. También te lo puedes comprar, porque no llega a 20 € y vale la pena, porque es un tocho supercompleto y con muy buen nivel.
    Saludos.

  • “así que unos por credulidad personal, y otros por incredulidad personal…. todos pecadores”

    Pues no. Si tú aportas una explicación de un fenómeno que es coherente entre sí y con conocimientos previos, aceptarla provisionalmente hasta que se le encuentren fallos no es credulidad.
    Ahora bien, no aceptarla sin tener un argumento válido, solo por una “sensación” o “dificultad” personal, es una postura irracional. Sobre todo si la descartas en favor de otras explicaciones científicamente mucho menos sólidas.

  • Paleofreak, creo no haber “pecado” demasiado permitiéndome esas licenciaas conceptuales a efectos pedagógicos. De todos modos, recojo tus puntualizaciones, pero en este caso

    (…) A una aparición geológicamente brusca le seguía en lo sucesivo la estabilidad.

    La referencia es directa de Gould en “Opus 2000”, Natural History, agosto de 1991, página 14. Y creo que se refiere a la aparición brusca de fósiles. el hecho de no encontrarse formas intermedias podría deberse a que estas se encontrarían siempre en las regiones marginales de la población original y durante muy poco tiempo, lo que haría que fuese una auténtica “chiripa” dar con ese fósil en cuestión. No sé si es esto a lo que te refieres.
    En cuanto al resto del debate, a mí siempre me ha parecido que todo esto de Gould y compañía cabe en la síntesis. No creo, sin embargo, que sea una cuestión de creencias, como apunta Fredy, pues, en abundancia, el trabajo de la selección natural está bien documentado y, de momento, no existe otro mecanismo plausible. Si aparece, yo seré el primero en abrazarlo.

  • Evolutionibus, el no distinguir entre aparición evolutivamente brusca de una especie y aparición geológicamente brusca en el registro fósil es solo un pecadillo (un pecadillo que beneficia a los creatas, por cierto).
    Pero creo que sí es un pecado grave (¡¡mortal!!) je, je, llamar saltacionismo al puntuacionismo. Es uno de los malentendidos más comunes sobre este tema y por eso me da rabia que se perpetúe. Cuando Gould y Eldredge hablan de puntuación no se refieren a saltaciones ni a macromutaciones, sino a cambios graduales pero relativamente rápidos en poblaciones generalmente pequeñas. Saltacionismo es que una mujer Homo erectus dé a luz a un Homo sapiens completito, mientras que puntuacionismo es que una población de Homo erectus experimenta una evolución rápida que, en decenas miles de años, termina produciendo al Homo sapiens.

  • ¿Tú habías hecho un post al respecto, si no recuerdo mal?

  • Igual no era una historia, sino algún comentario, pero recuerdo que comentabas lo mismo …

  • Pero el saltacionismo siempre tiene que ser así de radical? Por ejemplo, si en un organismo hay genes reguladores inactivos, estos podrían expresarse en algún momento y producir grandes cambios repentinos, sin pasar por un proceso gradual. ¿Este tipo de casos entrarían en una definición ‘saltacionista’?
    ¿O el saltacionismo solo se refiere a cambios que producen una nueva especie?

  • Fr3dY, el saltacionismo pretende explicar las adaptaciones complejas, las novedades evolutivas, la apariencia de diseño, etc., mediante macromutantes afortunados que aparecen por chiripa en una sola generación.
    Nada que ver con el equilibrio puntuado, insisto.

  • Fr3dY, un ejemplo claro de saltacionismo son las poliploidías generadas en vegetales, que de golpe y porrazo generan especies nuevas. Como bien aclara Paleofreak, esto no es lo mismo que puntualismo … aunque, para algunos, no deja de ser un puntualismo radicalmente brusco.

  • Esos serían casos de saltaciones, no de saltacionismo. Perdona que sea tan tiquismiquis, pero el “saltacionismo” es una creencia, o si lo prefieres una explicación, sobre la evolución en general. Una explicación, por cierto, desacreditada aún más hoy en día, cuando sabemos mucho más sobre las mutaciones y sus efectos.

  • Bueno, querido tiquismiquis, ¿pero el saltacionismo se compone de saltaciones o no?

  • Más bien según el saltacionismo, la evolución “se compone” de saltaciones 😉

  • Pero a ver, entonces el saltacionismo ignora el resto de teorías, o tan solo considera los ‘saltos’ como el componente principal a la hora de explicar la aparición de nuevas especies? Porque no creo que haya nadie tan cabezón como para decir que un sólo factor es el responsable de todo, no?
    Supongo que un saltacionista podrá admitir las mutaciones graduales, la selección natural, etc. pero dándole un papel menos relevante a la hora de explicar, sobre todo, la aparición ‘brusca’ de especies en períodos relativamente cortos. ¿O no? 😀

  • Fredy, léete esto, por ejemplo, y descárgate esto otro.

  • “Porque no creo que haya nadie tan cabezón como para decir que un sólo factor es el responsable de todo, no?”

    No, la cabezonería consiste más bien en rechazar una buena explicación en favor de otras que son científicamente intragables ;o)

    “Supongo que un saltacionista podrá admitir las mutaciones graduales, la selección natural, etc. pero dándole un papel menos relevante a la hora de explicar, sobre todo, la aparición ‘brusca’ de especies en períodos relativamente cortos. ¿O no?”

    No se trata de explicar la supuesta brusquedad de la aparición de las especies, sino de explicar las novedades evolutivas, la complejidad, la adaptación.

  • Un 50% de las especies de plantas se han originado por poliploidía. Aló? Aló? Aquí tierra llamando. Por lo general los rearreglos cromosómicos no solo son capaces de producir las diferencias fenotipicas entre especies sino que pueden además conducir al inmediato aislamiento reproductivo del linaje. En plantas el mecanismo más común es la alopoliploidía, la duplicación del numero de cromosomas por hibridación de especies (predigo que esta tampoco será poca en animales).

    Como buen saltacionista y en representación de su máximo ícono, Goldschmidt, diré que no nos hemos entretenido con babosidades como “la apariencia del diseño”. Nunca ha sido un objetivo. Esta es una discusión seria, sobre el origen de especies, donde el creata no tiene voz. Las diferencias entre una especie y otra no son diferencias de gran complejidad. Nadie está proponiendo , por ejemplo, el surgimiento del ojo vertebrado en unos pocos pasos. Esa no corresponde a una diferencia entre especies, sino entre ordenes taxonómicos mayores.
    Y no dramaticemos; por ejemplo entre un erectus y un sapiens, la diferencia fundamental es el tamaño; el cerebro en sapiens es sencillamente del tamaño esperado para el aumento alométrico, como demostró Gould.

    Porqué Goldschmidt, y yo, somos antidarwinanos? Muy simple. Si no hay un proceso acumulativo de mutaciones por selección en el origen de las especies, sino eventos más bien discretos de eventos de cambio cromsómicos o mutaciones de gran efecto, la importancia de la selección debe acotarse al rol de una restricción, y la dirección del cambio evolutivo se ve determinada en gran medida por las posibilidades que pueda exhibir el desarrollo.
    Nótese que jamás he cuestionado que la macroevolución (diferencias entre categorias taxonomicas mayores) sea el resultado de la acumulación de la microevolución. Lo es. Y precisamente es por esto que, si a nivel microevolutivo la selección sólo restringe el cambio evolutivo, tampoco no es más que una restricción en el resultado de su acumulación, la macroevolución.

    El panorama seleccionista-adaptacionista- gradualista es un mecanismo alternativo “concebible” alternativo al de un diseñador inteliegnet para explicar las “complejidad y perfección” de las daoataciones por medio de un mecanismo porogresista de competencia, pero más allá de este valor filosófico la nociñon de que la selecciñon natural crea y perfecciona adpataciones no tiene mucha correspondencia con caso reales de evolución.

    Pero para colmo, para entender adaptaciones complejas, aunque la selección natural darwiniana pretende y parece ser una explicación suficiente (y habiendo muchos muy conforme con ella par explicarlo todo, sobre todo los filosofos anglos positivistísimos como Dennet, Ruse), cuando nos ensuciamos las botitas con casos reales de evolución de adaptaciones complejas, nos encontramos con que es insuficiente y necesitan entender como funciona la exaptación. E realidad, pensar “fue por selección natural” es un barniz de explicación que genralmente no permite entrar en ningun detalle

  • Clastito, corrígeme si me equivoco, pero defines la alopoliploidía como la duplicación del número de cromosomas por hibridación de especies distintas, con lo que pareces sugerir que el hecho de la hibridación provoca la duplicación cromosómica de la descendencia. Creo que es justamente al revés: sólo los híbridos que experimentan duplicación cromosómica pueden reproducirse. Otra cosa, dices que la alopoliploidía es el mecanismo más común en las plantas. ¿Te refieres solo a las fanerógamas o a todas las plantas, vasculares o no?

  • Está claro que la alopoliploidía no es un fenómeno raro, al menos en angiospermas y en helechos, no debe requerir demasiadas condiciones. La duplicación del material genético y la repartición equivalente de los cromosomas se intenta desde la primera división celular después de la fecundación. Como cada complemento cromosómico despues de la fecundación aún es “haploide” para cada especie (contrario a lo normal, la diploidia NO se alcanza con la fecundacion), no es de extrañar de que antes de que antes de comenzar la división celular se deban realizar dos rondas de duplicación génica, (una más de lo normal) una que restaura la diploidia del complemento de cada especie, y luego, la duplicación que permite la primera mitosis del embrión poliploide.
    Es decir, me parece que la hibridizaciñon cumple un rol fundamnetal en provocar la poliploidía.

  • Entonces ¿cuál es la razón por la que en la gran mayoría de casos los híbridos no dejan descendencia? Posiblemente mulas y mulos lleven dos mil años y pico apareándose sin que ninguna mula haya quedado preñada. ¿No es un poco extraño?

  • Bue pos hombre no se va poder con cada caso que tu quieras ponerme enfrente… pero se puede con cosas que ni te imaginas, muchachin. Entre serpientes, puedes obtener hibridos fertiles entre grupos que han divergido en el cretacico y eso como muestra es un humilde boton

  • y ojo que ejemplos hay ,muchos. Tampoco necesitamops que sea el fenomeno mas comun, ,solo que este bine documentado. Al fin y al cabo, la especiacion tampoco es tan comun. Predomina la estasis.

  • A ver la referencia de las serpientes !!

  • “Como buen saltacionista y en representación de su máximo ícono, Goldschmidt, diré que no nos hemos entretenido con babosidades como “la apariencia del diseño”. Nunca ha sido un objetivo. Esta es una discusión seria, sobre el origen de especies (…)”

    Además de la apariencia de diseño, dije adaptación y dije novedades evolutivas. Si Goldschmidt levantara la cabeza te daría un capón: el “monstruo esperanzado” fue propuesto para “explicar” el origen de los grandes grupos de organismos y de las novedades evolutivas. Aunque él hablaba también del origen “macromutante” de las especies, resultaba absurdo tanto hoy como en su época, ya que en la inmensa mayoría de los casos las especies cercanas a una concreta son morfológicamente muy similares, sin que haga falta meter “monstruos” con calzador entre ellas.
    Por otra parte, Clastito, desde el punto de vista psicológico es muy comprensible que desprecies la apariencia de diseño llamándola una “babosidad”, ya que por motivos acientíficos rechazas el único mecanismo que la explica. Cuando la zorra no puede alcanzar las uvas…

  • Las origen de nuevas adaptaciones, como la reduccion pelvica en espinosos, depende de uno o o pocos genes, no de la acumulacion de mutaciones favorables por seleccion natural.
    Las diferencias entre especies pueden implicar tan solo un evento de cambio cromosomico o una sola mutacion de gran efecto. Ahora bien, los mecanismos de origen de las especies son los que acumulados, dan lugar a la macroevolucion. No les parece paradojico que la selecion natural direccionara la macroevolucion, pero no la microevolucion.? Digo yo, hasta que argumento estaran dispuestos a tragarse?

    y repito, la exaptacion donde la meten? Fijense que para cualqueira que no sea ignorante o dogmatico, esta claro la cosita no es tan simple como decir que el ojo fue seleccionado para ver y la pata para andar. Eso ya para nivel prehistorico, por favor.

  • “Las origen de nuevas adaptaciones, como la reduccion pelvica en espinosos, depende de uno o o pocos genes, no de la acumulacion de mutaciones favorables por seleccion natural.”

    La reducción pélvica es fácil que dependa de un solo gen y nadie tiene el más mínimo problema con eso. Ahora bien, el cerebro del pez espinoso (o el esqueleto, o sus instintos) no surgieron enteritos mediante macromutaciones ¿a que no?

    “Las diferencias entre especies pueden implicar tan solo un evento de cambio cromosomico o una sola mutacion de gran efecto.”

    Efectivamente. Pueden implicar tan solo eso, o incluso una sola mutación de pequeño efecto, como ya se ha visto en algunos casos. O muchas, de efectos variados. Algunas personas un poco cerraditas piensan que en ningún caso están implicados varios cambios genéticos, o que en ningún caso estos cambios son de efectos relativamente pequeños, que juntos producen un cambio relativamente importante. Estas personas cerraditas de mollera jamás han explicado bien sus razones.

    “Ahora bien, los mecanismos de origen de las especies son los que acumulados, dan lugar a la macroevolucion.”

    Por definición: el mínimo cambio “macroevolutivo” es la especiación.

    “No les parece paradojico que la selecion natural direccionara la macroevolucion, pero no la microevolucion.?”

    No entiendo esa frase. El verbo “direccionar” no existe en este idioma.

  • Pingback: Dobry Psychoterapeuta

  • Pingback: free of charge filming online flash games

  • Pingback: sheet pile ชีทไพล์ ตอกถอนเช่าชีทไพล์

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.