¿Son en realidad las ciencias duras o simplemente mal presentadas?

El eterno debate entre ciencias y letras siempre acaba en el mismo punto: las ciencias son duras y, con suerte, sólo se salvan las llamadas ciencias sociales. Pero lo verdaderamente duro no son las ciencias, ni siquiera las tradicionalmente impenetrables, como la Física (la Biología quedaría en un discreto punto medio), lo que hace a la ciencia dura es lo que puntualiza Michael Shermer en un estupendo apunte en Sciam.

Michael Shermer

Como primates, buscamos patrones y establecemos teorías para entender el mundo que nos rodea. (…) Somos contadores de historias. Si no puedes contar una buena historia acerca de tus datos y tus teorías, entonces tu ciencia está incompleta.

Para saber más:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

13 comentarios

  • Quizá el mayor problema es que la gente ve la ciencia como algo extraño y distante. Algo totalmente fuera de su entendimiento, lo cual no es cierto. Quizá la imagen de algunos científicos alimenta esa idea, pero pienso que es un mito a erradicar.

  • Ceprio, estoy de acuerdo contigo en que quizá la imagen de algunos científicos contribuya. Pero también opino que esa no es la única razón. Se me ocurre, por ejemplo, la falta de divulgación y de buenos divulgadores. Los científicos debemos salir de nuestros laboratorios y de nuestros ordenadores y dar más conferencias, publicar más ciencia divulgativa. Así, poco a poco, iría cayendo el mito.

  • Estoy muy de acuerdo contigo Sergio (esto parece una cadena infinita de acuerdos). Muchos científicos siguen viendo la divulgación como algo que tienen que hacer los demás. Hay incluso quien ve en la divulgación una indignidad, pero luego se quejan de que la sociedad no tenga cultura científica y que los políticos no se conciencian del problema de la investigación (lo que se les olvida es que los políticos son también personas que o leen divulgación o no tienen ni idea de ciencia). Lo que también hay que fomentar es la idea de que la incultura científica también es incultura y que incluso puede ser peor que la incultura humanística, ya que la puerta de atrás de la ciencia es la que emplean muchos timadores profesionales para llevar a cabo sus fechorías (y no cito ejemplos porque me he levantado comedido hoy).

    La frase de Shermer es muy buena. La búsqeuda de patrones es algo inherente en nosotros. Pero hay dos formas de enfrentarse a él. O uno no llega a establecer un patrón y sigue pensando en cómo alcanzarlo o bien, aunque no haya establecido ese patrón se inventa algo que no tenga nada que ver con el fenómeno observado pero que le permita estar más tranquilo. Vamos, lo de siempre.

  • ¿Algún no científico que no nos dé la razón? Queda invitado a exponer su parecer. A ver si dejamos de hacer lo que decía el Sr Lobo en Pulp Fiction, aquello de comer no sé qué 😉

    Mucha culpa es también de los científicos, por supuesto, por permanecer en sus castillos y no comunicar lo que hacen. También de muchos divulgadores, que lo hacen mal, penetrando de lleno en lo sensacionalista.

    Sin embargo, existe una salida. Por ejemplo, he logrado que “Una breve historia de casi todo” sea leída por una persona muy crédula con lo paranormal, y lo está haciendo con verdadera fruición … admite que hay párrafos y páginas que no comprende (lo de la física cuántica, ya se sabe) pero llama la atención el hecho de que un buen escritor lo puede todo en estos casos.

  • “Como primates, buscamos patrones y establecemos teorías para entender el mundo que nos rodea”

    Ja, ja. Como primates.

  • No, que me lo expliquen a mí 😀

  • Pues creo que está bien claro.

    Como “primates” (yo hubiera ampliado más el abanico) siempre buscamos la relación causa-efecto para explicar algo y saber responder la próxima vez que ocurra el fenómeno. Unas veces cuadra y otras no, de ahí que el método científico, no el de los chimpancés ;), refine esto.

    Casi diría que gran parte del bacalao paranormal y pseudocientífico descansa en esto de la causa-efecto. Si me curo y estaba tomando un artefacto homeopático, es este último el causante de la cura.

    ¿Sí o sí? Es que eres tan locuaz …

  • Ah, pero ¿los primates por lo general hacen eso? No sabía yo que los titíes o los lémures, o los macacos se dedicaran a explicar fenómenos o elaborar teorías.

  • Yo interpreté esa frase en el sentido amplio, que creo que es su verdadera intención, incluso, aquí, el término teoría parece más bien asociarse con hipótesis, en definitiva, buscar una causa para un efecto concreto. Por ahí va la frase resaltada.

    Claro, que si opinas que Shermer supone a todos los primates la capacidad de desarrollar el método científico … puf.

  • Creo que la referencia a los primates es solo la primera parte de la frase, y el resto se refiere a los humanos… vamos, que podría reescribirse así:

    “Buscamos patrones (como los primates), y elaboramos teorías para entender el mundo que nos rodea.” 🙂

  • Eso es una mente de 360 grados, Fr3dY. A mí no se me ocurrió pensar en otra cosa cuando lo leí: a buen entendedor

  • Pingback: Iterativa » ¿La ciencia es realmente dura o mal presentada?

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.