Un comportamiento genéticamente codificado o no: el caso de las avispas

El curioso asunto de por qué las avispas obreras colaboran en el mantenimiento de una colmena, a pesar de que nunca podrán transmitir su genoma, debido a su esterilidad, es una de las cuestiones más tratadas en el estudio de la evolución.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Illinois han querido hacer una aproximación al asunto. Mediante el estudio de ARN mensajeros del cerebro de avispas fundadoras de colmenas, reinas y obreras, han logrado encontrar una correlación entre la expresión de ciertos genes (medida en cuanto a presencia de sus respectivos ARNm) en el cerebro y ciertos comportamientos.

Polistes metricus, from http://insects.tamu.edu/

Se midió la expresión de genes en el cerebro de 87 individuos de cuatro grupos comportamentales diferentes y que, en la medida de lo posible, no fueran demasiado heterogéneas genéticamente. Las llamadas fundadoras son individuos encargados de originar nuevas sociedades. En un primer momento, poseen comportamientos que los autores llaman reproductivos y maternales.

La primera generación se transforma en obreras, y las fundadoras lo hacen en reinas, con lo que cesan su comportamiento maternal. Las obreras, por su parte, carecen de comporamiento reproductivo, y sólo se dedican a buscar alimento y proporcionárselo a la reina. Un cuarto grupo, las “gynes” (no sé si hay traducción al español) son las que, finalmente, se convertirán en nuevas fundadoras, y presentan un comportamiento alimenticio.

La hipótesis establecida fue que la expresión génica en obreras y fundadoras debería ser más parecida entre sí que con otros grupos, pues sus comportamientos alimenticios son similares y ambas recibieron cuidado maternal, a pesar de sus diferentes funciones reproductivas.

Por otra parte, si la expresión génica más aproximada refleja un comportamiento reproductor, dicha expresión en fundadoras y reinas debería ser similar.

Realizados los tratamientos estadísticos pertinentes, Gene Robinson y sus colaboradores concluyen que hay una clara asociación entre ciertos transcritos (expresión de determinados genes) y cada grupo de comportamiento. En otras palabras, la evolución de las sociedades implicaría comportamientos alimenticios y reproductores más que un dictado genético predeterminado.

Más información:

PS.: Si alguien conoce la traducción del término “gynes“, la espero.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...