El Nobel para Gore y los suyos

Y sucedió. Muchos lo daban por hecho, y la Fundación Nobel ha actuado: el Nobel de la paz, a partes iguales, para Al Gore y el Intergovernmental Panel on Climate Change (IPCC).

Personalmente, quedé impactado con su documental, más que por sus contenidos, por su capacidad de divulgar un tema que, aparentemente, estaba trilladísmo y al que pocos daban el suficiente crédito. Su película, ganadora también del Oscar como documental, dio pellizco a un público cómodamente escéptico sobre el tema y despertó más de una conciencia. Dejó claro, además, que el individuo puede hacer algo, con su pequeña acción diaria, para compensar el calentamiento global, y que no se trata sólo de decisiones gubernamentales ante las que las personas de a pie poco podemos hacer.

Photo: Scanpix/Tom Hevezi

Nobel de la Paz, que se suma al Príncipe de Asturias, porque las consecuencias amortiguadas del calentamiento global pueden ahorrar mucho sufrimiento y conflictos, especialmente en países en vías de desarrollo. Me congratulo y todos debemos hacerlo, con este aviso para navegantes de la Fundación Nobel, que más que enfrentarse al gobierno de George W. Bush, como se ha dicho en muchos medios, pretende legitimar más aún la lucha de los que abogan por tomar decisiones urgentes.

Ahora sólo queda que los implicados se den, de verdad, aludidos.

Más información:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...