Ayer murió Gideon Mantell … o casi

En Palaeoblog nos recuerdan una efemérides a celebrar, y es la muerte (y previa existencia) del médico y paleontólogo Gideon Mantell, fallecido en 1852.

Sus largos paseos de casa en casa ejerciendo su profesión le permitieron estar al tanto de las canteras en las que se trabajaba, haciendo tratos con los operarios de estas para hacerse con los fósiles que encontraban. Llegó a completar una extensa colección que fue adquirida, ni más ni menos, que por el British Museum en 1838.

La leyenda, admitida por él mismo (aunque cuestionada por alguno de sus biógrafos), cuenta que fue su mujer la que encontró lo que sería el primer resto fósil de Iguanodon, un diente al que el mismísimo Cuvier atribuiría en un primer momento a un rinoceronte, pero que tras un estudio más exhaustivo haría pertenecer a alguna especie de reptil herbívoro. Más adelante, en los yacimientos de Maidstone se encontraría la confirmación: restos de cadera, extremidades, vértebras y un diente de un solo individuo que eran claramente reptilianos.

La lámina original de Mantell

Mantell sería el primero en proponer una reconstrucción de un dinosaurio y el segundo que propuso un nombre para uno.

Más información:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...