Soy sordo porque mis padres lo quisieron

Como no dispongo de mucho tiempo en estos momentos, voy a ir a la yugular directamente.

Una pareja británica desea que su segundo hijo sea, como ellos y como su hermano, también sordo. Para ello se proponen seleccionar embriones que padezcan de sordera congénita.

Esto que parece tan brutal a simple vista, lo es aún más. Los padres suponen que no son bichos raros (cierto lo son, pero por otros motivos), que no padecen discapacidada alguna y que tener un sentido menos los hace especiales y miembros de una especial comunidad. No disponer de un sentido por accidente natural es una cosa y negárselo a alguien por “decreto moral” otra muy distinta. Y es que el fundamentalismo es infinito. Así las cosas, imaginemos peticiones sin límite de este tipo extendidas a otras alteraciones (perdón por el término, pero en tiempos de corrección política no se me ocurre otro).

Cuando su hijo o hija se enrolle con un (o una) pianista y no pueda disfrutar de sus teclas, a ver cómo se lo explican sus papás.

¿Ninguna ley en Gran Bretaña vela por los futuros derechos del niño? ¿Es que se le pueden cerrar las puertas al no nato sólo porque sus progenitores padezcan de un aparentemente sobredimensionado síndrome de negación? ¿Cómo se le llama a esto, selección genética positiva-negativa?

En estos tiempos de asuntos bioéticos tan de actualidad, algo habrá que hacer, o si ellos seleccionan un sordo, ¿qué no se podrá pedir y a quién se le podría negar?

PS.: Shora nos cuenta en su sección de soitu.es que no es el primer caso de este tipo. También cuenta todo esto mucho mejor que yo.

PS2.: Lo dicho. Fundamentalismo puro y duro. Y si no, ver la web del Deaf Liberation Front (sic). (Actualización 30 Septiembre 2011: la web no está operativa).

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

15 comentarios

  • Esta es una de aquellas cosas que se tendrán que regular por ley para que le caiga un puro a quien acceda a hacer esa selección. ¡Y lo dice un genéticoliberal!

  • Lo más adecuado sería planificar lo siguiente:
    1. No hacer selección genética.
    2. Si el hijo les sale “oyente”, esperar a la mayoría de edad y entonces los padres le proponen que se perfore los tímpanos para entrar en su “comunidad” y compartir sus especiales experiencias.
    Pero no, para eso no hay lo que hay que tener (honradez).

  • Además del sentido del oido, a estos padres les falta otro más importante: el setido común…

  • No es algo raro. Los sordos son una de las comunidades más cerradas que existen. Me refiero a los sordos que hablan por lenguaje de signos.

    Se indignan porque el resto no aprendemos su lengua, a la vez que no les entra en la cabeza que tengan que aprender ellos a pronunciar y a leer los labios.

    No consideran que padezcan una enfermedad, lo ven como el que es rubio o moreno… es realmente demencial…

    No teneis más que acudir a alguna charla que imparta una organización de sordos en contra de la oralización para daros cuenta de la gran perversión que están llevando a cabo.

  • De eso iba el último enlace que inserté.

  • Existe un antónimo de “eugenesia”?.Digo que la eugenesia me parece eticamente reprobable. Esta eugenesia negativa ya se me escapa.

  • Lo que me sigue sorprediendo son los huecos legales existentes para que este tipo de actos sean posibles.

  • Es un sentido menos. En la sociedad es posible desarrollarse careciendo de este sentido, aunque no ‘plenamente’ -con respecto a la mayoría-.
    La selección artificial, mediante nuestra intervención directa en ésta, semeja imparable.

    Deberíamos plantearnos si el hecho de elegir las características a priori es selección artificial (la cual lo es respecto de nuestra condición como seres vivos), o si por el contrario es selección natural (la cual lo es respecto de nuestra condición como seres racionales). Podemos elegir, tenemos los medios, podemos razonar si es lo más conveniente y argumentar nuestras decisiones, mas -no podemos predecir la conducta del futuro ser resultante y la relación con el resto de la humanidad o sociedad en el caso de ser y no ser apartado de ésta-. Me refiero a ella como el conglomerado de individuos de la misma raza, de forma global, no a una sociedad forjada en unos valores o ideales concretos con intento de diferenciación de los demás, en determinados casos derivando en aversión u odio hacia el resto por este ‘hecho diferenciador’.

    Habría que documentarse sobre el origen de esta mutación, aunque es meramente imposible, me gustaría saber algo que me abruma desde que acabé de leer el texto: ¿En anteriores épocas históricas se descartaba a gente carente de alguno de los cinco sentidos para el combate y guerras?

  • Me parece increíble, la noticia: una nueva vuelta de tuerca a la galería de las desmesuras. Dudo, de todas maneras (y sin haber ido a las fuentes) que algún juez atienda semejante despropósito. Lo más natural y humano, dado el caso, es que sea él, justamente él, quien haga oídos sordos a una petición tan descabellada. Dios me oiga.

    Saludos… y encantado de conocerte.

  • Dédalus, si lees bien la noticia original, parece que ya antes en EEUU ya se han dado varios casos como este y se han permitido. Así lo entiendo yo.

  • Esa pareja hizo esa extraña petición porque el gobierno británico quiere que los embriones con esos genes determinados sean eliminados por ley.

    Es decir, con la nueva ley ellos no habrían nacido.

    Ahora pensar un poco en ello. ¿alguno tiene una enfermedad hereditaria? si se empiezan a extender ese tipo de leyes es posible que hubiera sido abortado.

    ¿Cuantos estarían de acuerdo con una ley así?

    ¿Preferirías no haber nacido a tener que vivir con diabetes, algún defecto en la vista, pies planos… sordera?

  • Pregunto, porque lo ignoro: ¿eliminados por ley? Es decir, se busca a esos embriones y se los elimina o la ley permite la eliminación a petición de los padres como cuando, por ejemplo, un embrión padece de alguna otra alteración genética? Pienso que es lo segundo.

    Como forma de protesta no estaría mal, pero me inclino por lo que alguien decía más arriba: esperemos a que el niño sea adulto y muestre su voluntad de que le revienten los tímpanos.

    Puf … menuda historia.

  • A mí se me había ocurrido lo que dice Angel (nº2), que si sale “oyente”, que a los 18 años decida si se opera y se queda sordo. Eso se debería hacer incluso con aspectos más banales como el bautismo en una religión y elecciones similares.

  • Bueno, yo soy sorda-oyente, o como diantres se nos llame a aquellos sordos que estamos en la frontera. Ni somos sordos totales ni oyentes perfectos. Somos aquellos que hemos de hacer uso de la tecnología para poder seguir con nuestras vidas.

    Como sorda-oyente, me parece cruel la decisión de estos padres, pero no me sorprende. Yo estoy implantada y he conocido a algún sordo total que al ver mi aparato lo primero que hace es hacerte un gesto de desagrado. Y también conozco profesores de lenguaje de signos que están en contra del implante.

    A lo que voy es que, si entre nosotros mismos hacemos divisiones lo normal es que lo hagan con respecto a las personas “normales”. Por cierto que según ellos, si te pones un implante es que no aceptas lo que eres. Lo que hay que “oir”.

    Por cierto, que si el chico quiere acabar siendo sordo lo que debería operarse es el nervio auditivo. Dañando el timpano puede seguir oyendo, con un implante.

  • Buena reflexión, bucanerilla.
    Saludos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.