Un comentario

  • En USA tienen oportunidades de defenderse, en China ninguna. Por otra parte, las quejas son, sobre todo, por la descuidada labor de la policía o por lo que se pinta como corrupción pura y simple. Una institución privada lo hace mejor. La conclusión es clara: la investigación no debería correr a cargo del estado por tener intereses espurios, muchas veces alejados de la justicia.

    Sin embargo, cuando logren eliminar la pena de muerte, se irán a casa y dejarán a los inocentes en la cárcel. Ya ha pasado antes en algún estado con los activistas anti pena de muerte. Ese es el problema de poner una agenda política, nada democrática puesto que la pena de muerte para asesinatos tiene allí un respaldo popular inmenso, por delante de la justicia por mucho que se use en el “momento político adecuado”. Si el sistema va mal y las manos privadas lo corrigen, la conclusión debería ser la de privatizar, no la emprenderla de la manera más elitista contra las leyes que la gente vota.

    Por otro lado está el aborto, que suele ser causa muy querida por los anti pena de muerte (que sin duda dan respaldo a los de esta organización). Otra incoherencia más.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.