La Homeopatia ¡Vaya Timo!

La homeopatía ¡vaya timo!

La homeopatía ¡vaya timo!

Precio: 16,00 € (envío inc.)
[wp_cart:La homeopatía ¡vaya timo!:price:16:end]

Al fin llegó a mis manos el libro de Víctor-Javier Sanz “La homeopatía ¡Vaya timo!” de Laetoli.

En un principio, imaginé que ya conocía todos los disparates de esta falsa medicina y que no iba a aportarme nada nuevo, pero mi sorpresa fue que las sandeces de la homeopatía no tienen límites en todos los aspectos. Ciertamente, que la medicina científica tenga entre sus filas a personas que practican la disciplina de dar agua o soluciones hidroalcohólicas sin ningún principio activo a pacientes con la intención de curarles sólo porque el supuesto principio activo (de valor terapéutico nunca demostrado) deja su huella en el agua es preocupante. Y sino, escuchen a la presidenta de la Federación Española de Homeopatía: ¿no está hablando de magia? ¿Como puede negar la evidencia de la medicina científica respecto de la homeopatía? ¿No pudo demostrar la homeopatía en su nacimiento, cuando la medicina no era lo que es ahora, que era mejor? ¡Ah! La famosa conspiración.

Me gusta cuando dice que

“la homeopatía está curando muchas patologías que hoy día “pa” la medicina convencional no se están curando, por ejemplo, alergias, dermatitis, rinitis, asma, enfermedades inmunológicas, depresiones …”

Y se queda tan ancha. ¿Cómo puede decir que la medicina no cura las alergias? ¿Para qué habrá hecho un doctorado en medicina? ¿Para poner en la placa de su consulta e impresionar? Propone utilizar un espectrofotómetro para ver lo que ocurre en el medicamente homeopático, pero dice que no se invierte en investigación (la dichosa conspiración). Si sólo se tratara de eso, no creo que fuese muy caro pedir prestado alguno a algún colega y zanjar la cuestión, pero es más efectista acudir a la conspiración y al victimismo.

Recomiendo encarecidamente el libro, especialmente por dos cuestiones. La primera, por hacer una revisión de varios estudios clínicos (porque la homeopatía dice que no tiene que ver con la ciencia, pero curiosamente necesita de ella para airearse) y la segunda por la descripción precisamente de lo que son los ensayos clínicos. Lo demás es lo ya sabido, contado con mucho más detalle y con humor, al que es imposible renunciar en este caso.

No me ha quedado clara, sin embargo, o que habría necesitado de una mayor explicación, después de demostrar a lo largo de todo el libro que la homeopatía es un puro fraude y que incluso es un peligro en ciertos casos, la afirmación que hace en el último párrafo del libro:

“Soy partidario de permitir su práctica (en una sociedad como la nuestra sería antidemocrático impedirlo), pero los médicos que la ejerzan deberán renunciar a su título de licenciados en medicina y cirugía”.

Les dejo una entrevista con el autor hecha en “Entrevistas partiendo de cero“.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 comentarios

  • Me gustaría muchísimo y de hecho, te invito a que tomes en tus manos tres libros, filosofía homeopática, la vida sobrehumana de Hahnemann y principios y leyes de la homeopatía. Te darás cuenta que la CULTURA te da otra perspectiva de la terapeutica, de lo que es en sí el término SALUD y CURACIÓN. Porque la homeopatía es una CIENCIA no son agüitas con alcohol. Te los dejo de tarea..después me cuentas qué opinas, vale?

  • Si es ciencia, dime qué logro por la humanidad se supone que ha llevado a cabo, en qué ha mejorado la calidad de vida que se ha logrado a partir de finales XIX especialmente, y espectacularmente ahora, los índices de supervivencia de enfermedades letales y la prevención de muchas de ellas. ¿Hay homeopatía en todo esto o, casualmente, sólo en la curación de catarros y similares, que se curan por sí solos?

    La homeopatía tuvo tiempo de sobra de demostrar su valía cuando Hahnemann la inventó, época en que la medicina científica era, básicamente, inexistente. ¿Por qué no lo hizo? Ya: conspiraciones e incomprensión.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *