Los antivacunas ya tienen resultados

Leí el otro día con gran interés un artículo del New York Times titulado The crash and burn of an autism guru, escrito por Susan Dominus.

Resulta sorpredente, inexplicable, como un individuo al que se le ha retirado todo el prestigio y la autoridad posibles, estando en lo más alto de su profesión, por el asunto de la mala práctica y las mentiras demostradas en cuanto a relacionar el autismo y ciertas vacunas, tras “huir” a los EEUU, se le trata como un gurú salvador.

Leo hoy otra noticia, The last three months have seen a measles outbreak in Europe, que cuenta como en Francia se han comenzado a disparar los casos de sarampión. Concretamente, en 2010, se declararon unos 5000 casos, y en el primer trimestre de este año nada menos que 4937. Según un trabajo publicado en Bulletin Epidémiologique Hebdomadaire, para interrumpir la circulación del virus es necesaria una tasa de vacunación del 95% después de la segunda dosis. Ese mismo trabajo concluye que las tasas actuales en Francia, que varían con las zonas, se mueven por debajo de esas cifras, con lo que la circulación del virus no se interrumpe. Parece que esta es la evidencia.

Ya hablamos aquí de la irresponsabilidad en que incurren los padres que no vacunan a sus hijos, especialmente si lo hacen por razones no demostradas o que se han demostrado falsas, pero urge una solución a grandes niveles para informar a la población sobre este asunto porque, desgraciadamente, la irracionalidad siempre se adelanta y recoge el pedazo más grande de pastel.

La vacunación es el único método para controlar y erradicar ciertas enfermedades infecciosas. Su valor y eficacia están demostradas y no nos podemos permitir el lujo de perder la inmunidad de grupo que tanto nos protege y tantas décadas ha costado conseguir sólo por el influjo y ruido que arman ciertos sectores.

Más información:

Actualización:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

3 comentarios

  • Nada nada, ese aumento del sarampión es a) falso, o b) causado por el gobierno francés como una medida conspiratoria para que nos vacunemos todos y puedan implantarnos 1) drogas que nos adormilen y/o 2) implantes localizadores para tenernos controlados.

    ¿Qué otra cosa podría ser? 🙂

  • Pues sí, definitivamente debe de ser una conspiración, sin duda alguna la escasa muestra (independientemente de si estaba o no truncada) de Wakefield debe de ser más creíble que los cientos de miles de individuos enfermos, estos son producto de la coincidencia, es lo que dirán si se ven recatados y no lo exponen como una conspiración de las farmacéuticas y el gobierno francés.

    En fin, realmente esta mezcla de ingenuidad, ignorancia y estúpidez es de lo que verdaderamente nos debemos de asombrar, es casi “milagroso” que pueda haber gente así, pero ahí están. Como dices, es impresionante que tras todo esto, sea tratado como mesías, gurú, etc. etc. Pero si vemos la psiqué de los que lo siguen, sin lugar a dudas, tendrán una fijación con los “pobres oprimidos”, muy característico de la baja autoestima, sobre la que trabajan estos grandes “maestros”.

    Lo que si no me gustó fue la ilustración, y es que puede que en otro contexto sea simpática, pero hablando de vacunas, enfermedades contagiosas, etc. creo que es bastante desafortunado el hecho de colocarlo aquí. Lo digo como mexicano, sí es que no has caído en cuenta del dibujo.

    Te citaré en mi próximo post, que me has inspirado otro… tengo unos cuantos pendientes!

  • Es una conspiración de los científicos para reducir el numero de crédulos en la raza humana aprovechándose de los procesos de selección natural.

    Suponen que si el padre es crédulo, es probable que el hijo también lo sea , con campañas de des información basadas en pseudo ciencias , se convencen a padres crédulos para que no vacunen a sus hijos , con ,o que se consiguen una presión selectiva que elimina la población mas susceptible a la credulidad.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.