Brother Guy Consolmagno of the Vatican Observatory

El “moderno” geocentrismo católico (sic)

A estas alturas de casi todo, ya sabrán que hay personas organizadas que siguen argumentando que la Tierra es el centro del Universo y que no se mueve. En esencia, y para entendernos, que todo aquello de Galileo es, básicamente, un fraude. Una somera búsqueda en Google proporciona resultados muy interesantes.

En Skepticblog comentan un artículo de Los Angeles Times (inaccesible ya) en el que se habla de este movimiento.  En este artículo, incluso el portavoz del Observatorio del Vaticano, Guy Consolmagno, se extraña de este movimiento: “No tengo ni idea de lo que son esas personas”  dice, mostrándose confuso acerca de si son realmente sinceros o impostores (tengo que decir que tengo el mismo sentimiento).

Al debate se apunta el famoso creacionista Ken Ham, alma mater del sitio Answers in Genesis, ejemplo de web superchula donde todo es mentira, y partidario de que el hombre compartió sus momentos con los dinosaurios. Curiosamente, Ham dice que la Biblia no ofrece información acerca del Sistema Solar, que ni es heliocentrista ni geocentrista (en Salmos 93:1 dicen esto: “El mundo está firmemente establecido: ¡no se moverá jamás!“, y aquí hay una completa lista de todos los pasajes bíblicos que promueven el geocentrismo), pero que sí ofrece, sin embargo, pasajes que propugnan la idea de una Tierra joven y el resto de la retahíla creata.

A Donald Prothero, autor de la entrada de Skepticblog, le extraña el sentido crítico repentino de Ham, así que termino el post con su comentario al respecto:

Ummm… sorry, Ken, but the Bible is actually MORE specific and detailed in its support of geocentrism than it is of your creation myth. What’s the matter, Ken? You can’t accept any deviation from literalism except when you decide the Bible isn’t clear or it’s metaphorical?

Más información:

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

3 comentarios

  • Totalmente de acuerdo con Prothero. Los cristianos tienen que decidir qué afirmaciones de la Biblia hay que tomarlas literalmente y cuáles no, porque Dios no se lo va a decir…

  • Espero ver la película esa que están haciendo: “El principio”.
    Al parecer pone a prueba las conclusiones de los científicos basándose en los mismos experimentos que los científicos han echo en el pasado y que han “postergado” (palabra mía) hasta tener una teoría que fuera capas de explicarlos desde el modelo heliocentríco. El relativismo llega al rescate de la teoría heliocéntrica que perdía escandalosamente ante la evidencia.
    Básicamente que esta tendencia, la de privilegiar una teoría sobre otra, es ideológica y no se basa en observación empírica estricta, ya que los experimentos pueden explicarse desde el geocentrismo igualmente, incluso con mayor facilidad (científicamente aclaro, no por intervención divina).
    Lo que me asombra es que todos los autodenominados escépticos modernos que pretenden nunca dejarse engañar son siempre tan críticos y filosamente cientificistas cuando se trata de revisar observaciones que sean amigables con lo dicho en la biblia pero pierden esta capacidad cuando apoyan cualquier otro modelo que permita socavar la credibilidad de este librito de pastores de ovejas. Es un modo curioso de tratar las observaciones empíricas. Pero por otro lado tiene sentido si se reconoce que la ciencia moderna tiene un alto componente de fe, que no puede descubrir aquello que ya negó previamente por axioma.
    Y si se animan a creer que la historia la escriben los poderosos: cuando el geocentrismo gane este debate, que lo va a ganar, los apologistas católicos van a atribuir la victoria a la cosmología “católica”, por ser ellos, los apologistas, quienes impulsan el cambio de paradigma, ganando para el papa credibilidad y honor y dignidad, para ser líder elegible del enorme movimiento ecuménico religioso que estamos viendo. No olvidar que la católica es una institución con mas de 1700 años, que ya era poderosa desde sus orígenes, cuya cara visible es religiosa, pero que participa desde entonces en la política y la economía del mundo.
    ¿Quién conoce todas las cosas? Quizás Dios pudiera existir después de todo. Pero estoy convencido que no apoya al papa.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.