Alguien miente sobre las antenas

antenas

A ver si alguien puede dar luz a este asunto. En La Vanguardia del día 10 de este mes hay una entrevista con Agustín Bocos, abogado ambientalista, en la que se dicen muchas cosas inexactas o directamente falsas. Se habla, además, de un caso que me hizo hacer trabajar la memoria: el del García Quintana de Valladolid, en el que Bocos se vio implicado (entiendo por sus palabras que tenía allí a algún hijo). Dice:

“Hubo cinco casos de leucemia. Cerca del colegio había un edificio plagado de antenas de telefonía en la azotea. Presentamos un escrito al Ayuntamiento explicando que había estudios que vinculaban la leucemia infantil con la radiación electromagnética. Queríamos saber la potencia de esas antenas (…) (El alcalde) se negó a recibirnos, dijo que éramos “unos padres histéricos”. Pusimos una querella criminal por una supuesta prevaricación y contra las operadoras por contaminación ambiental. GANAMOS, pero una niña murió.”

Las mayúsculas son lo que me hizo buscar la sentencia del famoso juicio. Así que, finalmente, en la web de Lexur Editorial, en el apartado Noticias Jurídicas, encuentro la narración de dicho juicio. La noticia está fechada el 3 de Diciembre de 2004, y dice:

“El titular de Instrucción 2 decretó en octubre de 2003 el sobresemiento al no considerar probado el riesgo para la salud que representan las antenas ni la comisión de un delito de prevaricación por parte de personas que han otorgado las autorizaciones para su instalación, principales cuestiones que se dirimían en vía penal (…) El referido auto judicial no consideraba probada la rela relación causa-efecto entre las antenas y la enfermedad y en tal sentido hacía referencia a la prolija prueba practicada tanto por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, un informe epidemiológico, el dictamen de la Academia Nacional de Medicina, las conclusiones de una comisión de investigación constituida al efecto y las de la Dirección General de Salud Pública y Consumo de la Consejería de Sanidad.”

De modo que, con la ayuda de todos ustedes, vamos a intentar saber dónde está la noticia falsa.

(Asunto aparte es el último párrafo de la noticia de Lexur Editorial: “La nueva normativa llegó ya tarde para una de las niñas afectadas, Carla D., que el 10 de abril del presente año falleció de cáncer a los 7 años de edad.” ¿No habíamos quedado que no había quedado probada la rela relación causa-efecto entre las antenas y la enfermedad?)

Actualización: me entero gracias a Mauricio Schwarz (@elnocturno) de que L. A. Gamez publicó en su Magonia un post del que el mío es clónico. Juro que no lo había leído antes, por lo que se ve que a los dos nos rechinó la misma palabra.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Otros artículos relacionados

  1. La sanidad pública elige la superstición y la charlatanería
  2. ¿Qué ideología puede ir contra el desarrollo científico?
  3. ¿Qué le dirías a alguien que comprara esto?
  4. Los antivacunas ya tienen resultados
  5. Un ejemplo de mal uso de los medios de comunicación en la divulgación científica: melanina y fotosíntesis humana

Publicaciones relacionadas que recibes por Yet Another Related Posts Plugin.

Print Friendly
Puedes dejar una respuesta, o trackback desde tu sitio web.

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD