plantas medicinales

La medicina con hierbas … ¿eficaz?

Descubrí a través de Twitter un informe que ha sacado el gobierno británico, su departamento de salud, titulado “Report on the Regulation of herbal medicines and practitioners” (“Informe sobre la regulación de las plantas medicinales y sus profesionales” o algo así). El informe tiene cuarenta y pico páginas, y en la introducción dice que alrededor el 20% de los británicos usa hierbas medicinales alguna vez. Dice también que merced a una regulación europea la importación de productos medicinales asiáticos, especialmente pertenecientes a la medicina tradicional china y a la ayurvédica, se ha puesto imposible, de modo que sus “profesionales” lo tienen difícil (al menos, esto es lo oficial).

Lo que es más importante, el mismo prólogo destaca varios puntos importantes acerca de la regulación de este sector.

Por ejemplo, cómo y cuándo regular a los profesionales de las plantas medicinales, pero el problema es que “hay un pequeño número de estudios que indican un beneficio de las plantas medicinales en una gama limitada de condiciones, pero la mayoría de la práctica en hierbas medicinales no es apoyada por una evidencia de buena calidad. (…) Cuando se examina esta investigación en revisiones sistemáticas de alta calidad, la mayoría de los estudios o bien tienen que ser excluidos por razones metodológicas u ofrecer evidencia débil debido al diseño pobre del estudio dando como resultado que las revisiones suelen producir conclusiones equívocas.”

“La práctica la medicina con plantas se hace sobre la base de la práctica tradicional en lugar de basarse en la ciencia. Es difícil diferenciar las buenas prácticas de las malas (…).

Otro aspecto que destaca el informe es la seguridad en los pacientes. Admite que hay una”comprensión muy limitada de los riesgos para la seguridad del paciente sometido al tratamiento con plantas medicinales. (…) muchos informes anecdóticos y estudios de casos, pero pocos datos recogidos de forma sistemática. La mayoría de los productos de la medicina a base de hierbas no han pasado por el riguroso proceso de autorización que requieren los productos farmacéuticos convencionales para establecer su seguridad y eficacia.” Y atención a esto:

La evidencia anecdótica de riesgo para los pacientes tratados con plantas medicinales vista en una revisión de seguridad destacó la prominencia de las hierbas medicinales manufacturados en incidentes graves de alto perfil que han sido reportados en los últimos años.

Hasta ahora, hemos mencionado varias veces a los “profesionales” de las plantas medicinales. Pues bien, ese es otro de los puntos que el informe trata, “la identificación de los estándares educativos para la formación de profesionales y la evaluación comparativa de las normas para la acreditación de estos.” Continúa diciendo:

“Sin buenos datos sobre la eficacia o seguridad, es difícil para profesionales y pacientes comprender o cuantificar los posibles beneficios y riesgos de una intervención terapéutica. Los programas de formación podrían acreditar los conocimientos y habilidades en algunas áreas como la farmacología y fisiología, la ética profesional y el control de la infección, pero sin una base de evidencia creíble relativa a la seguridad y la eficacia de la medicina a base de hierbas es difícil para ver cómo se podrían formar la base de la acreditación en este campo de la práctica.

En fin, esto es más o menos lo que cuenta el informe en sus comienzos. Al final, se trata de regular como práctica sanitaria una práctica no sanitaria basada en la tradición y la creencia (y en la mayoría de los casos con componentes esotéricos en su base) sin evidencias de efecto ni (lo que es peor) de seguridad. Lo que no está basado en la evidencia no puede ser regulado como de uso terapéutico sin asumir riesgos innecesarios (además de costes económicos inútiles).

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...